¿En qué consiste el polémico índice IRPH de las hipotecas?

S. C.

ECONOMÍA

Este índice, generalmente superior al euríbor, se calcula haciendo una media del interés que cobran las entidades, incluyendo los gastos en préstamos hipotecarios a más de tres años

10 sep 2019 . Actualizado a las 19:27 h.

La Justicia europea ha hablado. Y la sacudida ya se ha dejado notar. Porque lo del IRPH no es una cuestión baladí. El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea Maciej Szpunar declaró este martes que el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (más conocido como IRPH) debe estar sometido a tutela judicial para saber si es abusivo o no. O lo que es lo mismo, abre la puerta a que los jueces españoles estudien si las hipotecas referenciadas al IRPH fueron comercializadas de forma transparente o no. En caso negativo, deben declararse abusivas y las entidades españolas estarían obligadas a devoler el dinero cobrado de más a sus clientes.

Está claro que hay (mucho) dinero en juego pero, ¿qué es exactamente el IRPH? El Índice de Referencia de los Préstamos Hipotecarios se trata de un índice oficial y elaborado por el Banco de España que se ha convertido en el segundo más utilizado, tras el euríbor, en las hipotecas variables. Para calcularlo se hace una media del interés que cobran las entidades, incluyendo los gastos hipotecarios en préstamos hipotecarios a más de tres años. Generalmente, el IRPH siempre ha sido superior al euríbor. Tal y como explican desde la plataforma iAhorro, este tipo de interés es más beneficioso para las entidades bancarias y en la mayoría de los casos negativo para el cliente. Es más, los clientes pueden llegar a pagar 2.000 euros más al año con este tipo de interés.

El IRPH se utilizó especialmente en los años del bum inmobiliario (entre el 2004 y el 2008). Se «vendía» con el gancho de que era menos volátil que el euríbor. Hasta que llegó la crisis. Durante los años de vacas flacas el euríbor se desplomó hasta llegar incluso a pintarse de rojo y quedarse en negativo. Nada que ver con su hermano el IRPH que, en cambio, se mantuvo muy por encima. La razón de que no variara tanto es que este índice se calcula con la media de los tipos que aplican las entidades, con diferenciales y comisiones incluidos, parte que la banca encareció.