Barcos contra el cambio climático

La flota de buques propulsados por gas natural licuado, menos contaminante que los derivados del petróleo, crece a un ritmo anual de entre un 15 y un 25 %


De la lucha contra el cambio climático no se libra ningún sector. Tampoco el de transporte marítimo. Así, los barcos tendrán que reducir también sus emisiones contaminantes y a partir del 2020 no podrán generar más del 0,5 % de azufre, según la normativa de la Organización Marítima Internacional (IMO). Por eso, muchas compañías ya se están poniendo las pilas y encargando buques nuevos propulsados por gas natural licuado (GNL). Entre sus principales ventajas destacan una importante reducción de emisiones contaminantes para generar la misma cantidad de energía (25% menos de dióxido de carbono, 80 % menos de óxido de nitrógeno y prácticamente ninguna cantidad de dióxido de azufre o partículas en suspensión).

Además, el uso del GNL como combustible marítimo consigue reducir la contaminación acústica en un 50 %. Así lo destaca Joaquín Mendiluce, director de Promoción de Nuevos Negocios de Naturgy y presidente de la Asociación Ibérica de Gas Natural y renovable para la Movilidad (Gasnam).

La antigua Gas Natural Fenosa está apostando por el GNL en el sector marítimo, «ya que se trata de un combustible abundante, económicamente competitivo y con menor impacto ambiental que los derivados del petróleo», explica la compañía.

Mendiluce explica que Naturgy diseña soluciones logísticas en cada puerto en el que operan sus clientes para suministrarles GNL, como camiones cisterna (Truck to Ship), sistemas multi-cisterna (Multitruck to Ship) para acelerar el proceso de carga, almacenamientos en tanques (Terminal to Ship) o barcos de bunkering para el suministro de gas natural licuado (Ship to Ship). 

El 10 % del petróleo mundial

En la actualidad, más de 55.600 buques mercantes transportan entre el 80 y el 90 % de las mercancías de todo el mundo, consumiendo alrededor del 10 % del petróleo mundial.

El transporte marítimo supone el 2,11 % de las emisiones totales de dióxido de carbono en todo el mundo, además del 15 % de las emisiones mundiales de óxidos de nitrógeno y representa más del 8% de las emisiones de óxido de azufre.

Un ferri consume 28 millones de kilos de combustible al año, como 370 camiones, 1.000 autobuses y 25.500 coches. Y los 15 mayores buques contaminan en un año como unos 800 millones de vehículos terrestres.

Además, por el mundo navegan 136 buques propulsados por gas natural licuado. La flota mundial con GNL aumenta a un ritmo de entre un 15 y un 25 % anual, por lo que, si la tendencia sigue la misma línea, en el 2050 podría existir una flota mundial de entre 300 y 600 buques.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Barcos contra el cambio climático