A los fondos de inversión les tienta Alcoa

La multinacional estadounidense siempre ha insistido en que nunca llegó a recibir propuestas en firme y viables ni para A Coruña ni para Avilés


redacción / la voz

La ministra de Industria, Reyes Maroto, se sentó frente al comité de empresa de Alcoa en A Coruña para contarle cómo avanzan las gestiones para buscar un comprador que salve la fábrica y sus casi 400 empleos. Maroto adelantó que hay varias ofertas sobre la mesa firmadas por inversores de distinto perfil. Hay empresas del sector, pero también fondos de inversión, aclaró. La ministra no quiso dar muchos detalles -«estamos trabajando con discreción»-, pero sí avanzó que algunos de los interesados ya se habían puesto en contacto con la multinacional hace meses, cuando esta emprendió una búsqueda de compradores, pero entones recibieron el no por respuesta a su oferta.

La multinacional estadounidense siempre ha insistido en que nunca llegó a recibir propuestas en firme y viables ni para A Coruña ni para Avilés.

Maroto explicó que están analizando las ofertas para las que tendrán en cuenta la «certeza de la continuidad industrial a medio y largo plazo, y el mantenimiento del mayor número de empleados posibles», aseguró.

La ministra de Industria se mostró optimista sobre el éxito de la búsqueda de inversores para las dos plantas, porque, añadió, las condiciones para comprar Alcoa son ahora mejores que hace dos meses, porque están sobre la mesa ya mecanismos de apoyo a la industria. Maroto se refiere al estatuto del consumidores electrointensivo, que incluirá incentivos para afrontar los elevados costes eléctricos del sector. Sin embargo, esta norma no está en vigor todavía. De hecho, la titular de Industria avanzó que el estatuto, que «garantizará la competitividad de Alcoa y la búsqueda de un buen inversor», no llegará al Congreso hasta dentro de dos meses. «Necesitamos presentar un buen estatuto para disponer de una herramienta que permita garantizar la competitividad tanto de Alcoa como de todo el sector», manifestó.

Maroto resaltó que el principal objetivo del Gobierno es «garantizar la venta de las plantas», y que «pueda volver a latir ese corazón que empieza hoy a pararse», manifestó la ministra. Y es que las plantas de A Coruña y de Avilés emprenden este martes el apagado de las cubas de electrolisis, de modo que a partir de mediados de la próxima semana dejarán de producir aluminio primario.

Alcoa da de tiempo hasta el 30 de junio para que aparezca otro inversor que reactive las cubas. De lo contrario, las demolerá para siempre y despedirá al 43 % de la plantilla total de ambas fábricas. Solo seguirán funcionando a partir de esa fechas las fundiciones, con 355 empleados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

A los fondos de inversión les tienta Alcoa