El Gobierno insta a inversores y acreedores de la gallega Isowat a pactar para mantener las fábricas

Maroto pide acercar posturas para llegar a un acuerdo que permita mantener la actividad en las plantas de A Coruña y Medina del Campo

Trabajadores de Isowat, en A Grela
Trabajadores de Isowat, en A Grela

valladolid / agencias

La ministra de Industria, Reyes Maroto, instó ayer a que tanto la parte inversora como la acreedora de la gallega Isowat Made -en fase de liquidación desde el pasado mes de septiembre- puedan «acercar posturas» para llegar a un acuerdo que permita mantener la actividad en las plantas que esta empresa tiene en A Coruña (en el polígono de A Grela) y en Medina del Campo (Valladolid).

Tras visitar una factoría precisamente en esta última provincia, Maroto recordó que existen dos inversores interesados en estas plantas (aunque sus ofertas no han llegado formalmente a los administradores), pero que la venta «tiene que ser conjunta». Reconoció los problemas para la fábrica pucelana, la cual «se valoró a un precio muy alto» en su momento, si bien en estos meses «ha perdido valor».

Tras admitir que se trata de un «problema complejo» y que «el tiempo corre», admitió que «todas las Administraciones» (caso de la Xunta) están «intensificando los contactos» en estos días tanto con los inversores como con el principal acreedor de Isowat Made, Abanca, para poder llevar a buen fin la transferencia de las factorías y evitar la pérdida de empleos. Solo en A Coruña están pendientes casi un centenar de empleados.

Isowat entró en concurso de acreedores a mediados del año pasado, y su propietario, Roberto Díaz Rincón, terminó por pedir la liquidación de varias de las filiales. A los empleados les adeudan varias nóminas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Gobierno insta a inversores y acreedores de la gallega Isowat a pactar para mantener las fábricas