El gasto de los hogares en compras «on-line» crece un 25 % cada año

Una de cada cuatro familias hace ya alguna transacción a través de Internet


Redacción / La Voz

En uno de cada cuatro hogares españoles ya se compra on-line. Lo dice el Instituto Nacional de Estadística, que en la última edición de su encuesta de presupuestos familiares, publicada ayer, indaga por primera vez en el fenómeno del comercio electrónico. Y su conclusión es que, de cada cien euros que gastan las familias en nuestro país, 1,5 corresponden a transacciones por Internet. Y eso al hacer la media entre las que sí usan la Red para sus compras y las que no, porque si se analiza solo las primeras el peso de las transacciones en línea es mucho más abultada, ya que suponen más de un 4,5 % del consumo (1.723 euros por hogar, unos 63 más que en el 2016).

De los más de 540.000 millones que desembolsan cada año los españoles para cubrir sus necesidades de consumo, desde la vivienda a la cesta de la compra, más de 8.200 ya se corresponden con compras on-line. Y la cifra crece de forma exponencial año tras año. En el 2017 se incrementó un 25 %, según los datos del instituto estadístico, que solo ofrece datos de los dos últimos años, por lo que no se pueden hacer más comparaciones.

Son, en todo caso, estimaciones mucho más conservadoras que las de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, que estima que el volumen del comercio electrónico en España superó los 21.880 millones de euros solo en los nueve primeros meses del año pasado. Aunque, en ese caso, la cifra no incluía solo a las familias, sino también a las empresas.

Si se analizan las distintas partidas, queda claro que es en el capítulo de ocio y cultura donde más compras se realizan a través de Internet, que suponen más de un 7 % del total del gasto de las familias en este apartado que engloba, por ejemplo, las entradas de cine y otros espectáculos, los productos electrónicos, los libros y los paquetes turísticos. En el caso de estos dos últimos, el porcentaje de compras on-line se mide ya en dos dígitos.

Vestido y calzado, transporte y restauración y hoteles son los otros tres capítulos donde el gasto a través de Internet duplica la media, con un porcentaje que roza o supera ligeramente el 3 % de la inversión total de las familias en esos epígrafes. Nada que ver con las cifras que arrojan las partidas de sanidad o de alimentación, que no se acercan ni al 1 % y demuestran que los españoles son todavía reticentes a llenar la despensa a través de Internet, aunque en el último año el gasto en supermercado on-line se incrementó más de un 30 %, por encima de la media del comercio electrónico.

Del total de productos, son los billetes de distintos medios de transporte (bus, tren, avión...) y los servicios de alojamiento los que más se compran a través de Internet, con tasas que llegan al 25 % del gasto total en el caso de los hoteles, por la fuerte implantación que han logrado las plataformas de comercialización en la Red.

Vivienda y educación, sin datos

Pese al avance que supone el nuevo estudio del INE, sigue habiendo dos epígrafes para los que no se conoce el peso del comercio electrónico. Se trata de vivienda (que no solo incluye el gasto en la propia casa, por ejemplo a través del alquiler, sino también los consumos de agua, gas o electricidad) y educación. Desde el instituto estadístico explican que «debido a la naturaleza de los gastos que se pagan de forma regular mediante recibos y de los gastos no monetarios, cuya principal componente es el alquiler imputado», estos no se han considerado relevantes para el estudio, aunque estiman que en estos grupos «la incidencia de los gastos por Internet es prácticamente nula».

Los gallegos disparan el consumo en bares y restaurantes, hasta los 916 euros

Comercio electrónico aparte, la encuesta de presupuestos familiares permite apreciar cómo los efectos de la recuperación económica se notan ya en los hogares españoles, que el año pasado incrementaron su gasto en un 3,5 %. En el caso de Galicia, la media de consumo por habitante se sitúa en los 10.938 euros al año, un 6,7 % por debajo del promedio nacional, pese a haberse incrementado más de tres puntos en el último ejercicio.

Lo que no cambian son las prioridades a la hora de invertir el dinero. Tras la vivienda, bares y restaurantes son la partida en la que más gastan los gallegos. El año pasado la cifra se disparó hasta los 916 euros por persona, un 13 % más que en el 2016. A mucha distancia de la siguiente partida, la de los carburantes, que consume otros 547 euros al año (58 más que la media española) y que se incrementó con fuerza el año pasado por el repunte del precio del petróleo. Dentro del capítulo energético, sube también la factura de la luz, que le cuesta a cada gallego una media de 283 euros por ejercicio.

La encuesta del INE ratifica que los gallegos gastan más que el resto de españoles en alimentación y en ropa, aunque en el caso de la primera partida las diferencias se acortaron el año pasado, por la mayor contención de los hogares de la comunidad al hacer la compra (-2,3 %, dos puntos más que en el conjunto del país). Sin embargo, invierten mucho menos en billetes de avión y tren (la tercera parte, en el caso del ferrocarril), prueba de las malas conexiones que aún sufre la comunidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El gasto de los hogares en compras «on-line» crece un 25 % cada año