El juez deja fuera del caso Popular a los afectados por la ampliación del 2012

Ana Balseiro
ana balseiro MADRID / LA VOZ

ECONOMÍA

CESAR QUIAN

Los inversores que participaron en la operación aún pueden recurrir la decisión

24 may 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Fernando Andreu, el juez de la Audiencia Nacional que instruye la causa penal por la quiebra del Banco Popular, ha dejado fuera de los hechos investigados la ampliación de capital por 2.500 millones que la entidad realizó en el 2012. La operación se hizo después de que el banco suspendiera los test de estrés, como modo de reforzarse evitando un rescate con dinero público.

En un auto fechado este lunes, el magistrado confirma otro dictado el 15 de febrero en el mismo sentido, y desestima el recurso de reforma presentado por la mercantil Cerquia Gestión. Los recurrentes -que disponen ahora de cinco días de plazo para revertir la última decisión de Andreu ante la Sala de lo Penal de la Audiencia- no están de acuerdo con que el examen de las cuentas anuales del banco quebrado se limite a los años 2015 y 2016, y en su escrito de impugnación solicitaban que se extendiera «el análisis y estudio a las cuentas anuales» hasta el 2012.

«Entiende [el recurrente] que existen indicios (no concreta cuáles) de que las irregularidades contables se remontan, al menos, al año 2012 y que asiste el derecho a los accionistas que acudieron a la ampliación de capital del 2012 (entre los que se encuentra Cerquia) de interesar cuando menos que el informe pericial alcance a analizar la información contable correspondiente a aquella», recoge el auto en sus razonamientos jurídicos.