La embotelladora de Coca-Cola ahorra 220 millones y gana un 47 % más tras el ajuste

Obtuvo un beneficio operativo de 311 millones el año pasado, pese a que las ventas cayeron un 0,2 %


Redacción / La Voz

Coca-Cola Iberian Partners, la embotelladora de la multinacional de refrescos en España y Portugal, obtuvo un beneficio operativo de 311 millones de euros en el 2014. La cifra supone un incremento de casi un 47 % respecto a los 212 millones de euros que, calcula la compañía, habría ganado en el ejercicio fiscal anterior si este, el primero tras la integración de las ocho embotelladoras de la península ibérica, hubiese sido completo y no solo de siete meses.

Iberian Partners consigue disparar su beneficio a pesar de que las ventas, que rondaron los 3.010 millones de euros, no siguen el mismo camino: cayeron un 0,2 % respecto al ejercicio anterior, aunque dan muestras ya de estabilización.

Con estas cifras en la mano, los directivos de la compañía concluyen que los resultados financieros «demuestran que la decisión de integrar las ocho embotelladoras [siete en España, entre ellas la gallega Begano, y otra en Portugal] fue acertada». Así lo trasladaron ayer a los accionistas durante la junta general que se celebró en Madrid y en la que se aprobaron las cuentas anuales y el informe de gestión.

La presidenta de Iberian Partners, Sol Daurella, destacó que en apenas año y medio la compañía se ha convertido en la primera empresa del sector de alimentación y bebidas de toda la península ibérica. «El proceso de integración era un paso ineludible y necesario, que ha marcado el punto de partida para la construcción de una compañía dimensionada, con capacidad de afrontar los retos que plantea el futuro y sentar las bases del crecimiento y la expansión».

El ahorro del ERE

La clave que explica el desfase entre unos ingresos que no acaban de repuntar y un beneficio que crece como la espuma está en un tijeretazo al gasto -optimización de costes, en el argot- de 220 millones de euros. En ese ahorro ha tenido mucho que ver, apunta la compañía, el proceso de integración de las distintas embotelladoras regionales, una estructura con la que Iberian Partners quiere posicionarse para poder «competir internacionalmente» con otras embotelladoras de Coca-Cola.

El otro motivo que explica la reducción de los gastos es el «nuevo modelo organizativo adecuado a las necesidades actuales y de futuro del mercado». Traducido, el expediente de regulación de empleo que supuso el cierre de cuatro de las fábricas que la compañía tenía en España, la salida de la compañía de 821 trabajadores (entre despidos, bajas incentivadas y prejubilaciones) y el traslado de otros 327. Un ERE que fue posteriormente anulado por la Justicia, al entender tanto la Audiencia Nacional como el Tribunal Supremo que la compañía había vulnerado derechos fundamentales de los trabajadores, como el de huelga, durante el período de negociación.

La última sentencia, del alto tribunal, obliga a readmitir a todos los afectados que lo soliciten, trámite para el que, asegura la dirección de la empresa, ya han empezado a dar los primeros pasos.

Iberian Partners defiende, no obstante, que no ha sido la reestructuración interna la única vía de ahorro durante el año pasado. Y es que en el 2014 se desarrolló también un nuevo modelo productivo que permitió reducir el consumo de energía y agua (con un descenso del 7,7 y del 1,6 % en las ratios de uso de cada uno de estos elementos). Aluden, por último, a mejoras en las relaciones con los proveedores y a un nuevo sistema de compras que ha permitido ajustar los costes.

En todo caso, la reestructuración interna también ha tenido un coste: 208 millones en dos años, según las cifras aportadas ayer por la compañía, que suma otros 83 millones en inversiones destinadas tanto al proceso de integración como a mejoras industriales, compra de vidrio y adecuación de líneas de producción para el lanzamiento de nuevos productos.

Retoma el dividendo

El buen desempeño operativo de la compañía llevó a Iberian Partners a acordar el pago de un dividendo de 0,1 euros por acción después de que en el ejercicio anterior decidiese no repartir beneficios para fortalecer el nuevo modelo.

Asimismo, la junta ratificó el nombramiento de tres nuevos consejeros: Alicia Daurella, Francisco Ruiz de la Torre y Jaime Castellanos.

El ahorro en el primer año supera el coste de la reestructuración: 208 millones

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La embotelladora de Coca-Cola ahorra 220 millones y gana un 47 % más tras el ajuste