Uno de cada cuatro contratos tiene una duración inferior a siete días

Galicia levanta la recuperación de su mercado laboral sobre la precariedad


SANTIAGO / LA VOZ

Uno de cada cuatro contratos laborales firmados en julio en Galicia tuvo una duración inferior a una semana. Según los datos del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE), el pasado mes se suscribieron 89.575. Y de ellos, 23.368 tenían una vigencia de menos de siete días. Las actividades relacionadas con la hostelería son las que absorbieron la mayor parte de las contrataciones.

Esta realidad pone en evidencia que, pese a la crisis y la reforma laboral, el mercado de trabajo sigue cortado por el mismo patrón, en el que las actividades estacionales y menos cualificadas son las que tiran, como antes de la recesión. Sí existe un cambio importante respecto a entonces: ahora se observa incluso una mayor precarización. Hay más contratos por horas y por días, y a media jornada. Los datos de julio para el conjunto del país siguen una proporción similar a la de Galicia. De los 1,53 millones de contratos firmados, 374.467 tuvieron una duración inferior a una semana. Y solo 77.024 fueron indefinidos; es decir, un 5 %.

La serie histórica del SEPE evidencia, además, que la reforma laboral de Rajoy, que entró en vigor en el 2012, ha acelerado las fórmulas más precarias de contratación. En julio del 2011, por ejemplo, se suscribieron 241.268 contratos con una duración inferior a siete días, esto es, un 35?% menos que en el mismo mes de este año. Esta arraigada fórmula de empleo rápido que prolifera en los ya llamados trabajos exprés tiene como consecuencia que se ha reducido la duración media de los contratos. En julio fue de casi 44 días, 23 menos que en julio del 2007, fecha que marca el inicio de la profunda crisis.

El análisis desagregado por tipo de ocupación en julio muestra que el grueso de los empleos generados en la comunidad gallega se concentra en los puestos que requieren una menor formación. De esos 89.575 contratos suscritos el pasado mes, 24.811 se corresponden con trabajos de la restauración y el comercio; 11.077 con trabajos no cualificados de los servicios; y 12.725 con la modalidad denominada peones de la agricultura y de la construcción. Entre las tres categorías representan el 54,2 % del total. Solo la hostelería absorbe uno de cada cuatro suscritos, lo que significa que, concluida la temporada de verano, muchos de estos trabajadores volverán a engrosar las listas del desempleo.

El informe mensual del SEPE muestra que en la comunidad se suscribieron 3.397 contratos indefinidos, solo el 3,7 % del total. El grueso del empleo a tiempo completo destruido a lo largo de la crisis está siendo reemplazado por empleo eventual y, sobre todo, a media jornada. Esto explica, por ejemplo, que caiga el número de horas trabajadas en España pese a aumentar la ocupación. Y que la Seguridad Social vea cada vez más reducidos sus ingresos por cotizaciones de los trabajadores pese a ganar afiliados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos

Uno de cada cuatro contratos tiene una duración inferior a siete días