El Supremo fuerza el cese del exsecretario de Otero como empleado del Concello cruceño

Rocío García Martínez
rocío garcía LALÍN / LA VOZ

DEZA

miguel souto

El Tribunal desestimó el recurso presentado por el trabajador contra la sentencia del TSXG que ordenaba el despido

15 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El secretario personal y jefe de gabinete del exalcalde de Vila de Cruces, Jesús Otero, acaba de ser cesado como trabajador de la plantilla municipal. Según confirma el actual regidor cruceño, Luis Taboada, un auto del Tribunal Supremo emitido el pasado 19 de junio ha obligado a la administración local a prescindir de sus servicios. El órgano judicial no admitió a trámite el recurso presentado por el empleado, José Ramón Otero, contra el fallo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), que rechazó en su día reconocer como personal fijo al exsecretario de Otero.

Los orígenes

El conflicto judicial se remonta a finales del año 2018, cuando aún ostentaba la alcaldía de Cruces el popular Jesús Otero. En aquellas fechas, el que llevaba siendo secretario personal de Otero desde el año 2003 presentó una demanda contra en el Concello en el Juzgado de lo Social de Pontevedra, reclamando su condición de personal fijo. El trabajador alegaba que, aunque siempre había sido contratado como personal de confianza, sus labores en el Concello excedían el trabajo de secretario personal y jefe de gabinete, incluyendo un amplio listado de trabajos administrativos. Muchos compañeros declararon a su favor, atestiguando su trabajo en múltiples asuntos, más allá de los propios del cargo de confianza para el que fue nombrado de forma reiterada durante los mandatos de Otero en la alcaldía.

Cambio de gobierno

El cambio de gobierno en Cruces en junio del 2019 llegó con aquel asunto judicial todavía sin resolver. Luis Taboada (Xuntos polo noso Concello) tomó la alcaldía. El que había sido secretario personal de Otero desde hacía 15 años no fue renovado como cargo de confianza y tampoco tenía aún una sentencia que lo reconociese como personal fijo, así que tuvo que abandonar el Concello.