El Salmón repite récord en A Estrada

La cita gastronómica igualó el tope de 12.000 visitantes conseguido en el 2014 y agotó las raciones ofertadas

.

a estrada / la voz

Palés y balas de paja reinterpretados como mesas y asientos. Banderolas multicolores surcando el cielo. Y el buen jazz de Carlos Barruso Cuarteto ambientando la escena. La Praza do Mercado animaba a tapear. Y así se hizo hasta agotar existencias. Los comensales dieron buena cuenta de los 6.000 pinchos de salmón servidos por una decena de establecimientos locales.

Esta vez la organización no cometió el error de dejar a los comensales con las ganas. El año pasado se habían vendido más tiques que raciones se habían ofertado y hubo que devolver sus cuatro euros a un buen puñado de visitantes hambrientos.

Pero la lección quedó aprendida. Pese a que un buen número de estradenses madrugadores llenaron bolsas de tapas para degustarlas tranquilamente en su casa, esta vez, hasta los más remolones pudieron probar bocado en la plaza. Y sorprenderse. Con el salmón con gofre, el escabechado en cítricos o el ceviche con fresas.

Según la organización, la fiesta repitió el récord de visitantes del año 2014 y arrastró al municipio a 12.000 personas que llenaron de ambiente las calles y los bares y restaurantes locales. Esta vez, A Estrada dejó buen sabor de boca.

Más sabroso escuchando a Nina Simone

El pregón de la cuadragésimo quinta edición de la Festa do Salmón fue pronunciado por el neurocientífico Carlos Acuña Castroviejo que, arrimando el ascua a su sardina, dio una interesante lección sobre el sabor y sobre cómo lo percibimos a través de los órganos sensoriales y del cerebro. El científico explicó cómo «o pracer ou a aversión polo salmón comeza pola lingua», cómo influye el color en la degustación y por que es incluso recomendable «poñer música a un prato de salmón». Hasta sugirió a Nina Simone. «É seguro que na Estrada a gastronomía do salmón acadou o seu culmen e que os restauradores terán receitas, incluso segredos, que como o «umami» -el quinto sabor japonés, «delicioso»- resalten o sabor deste peixe tan fermoso e esquivo», dijo.

Acuña Castroviejo fue distinguido con el Salmón de Ouro, igual que la Fundación Casa Ducal de Medinaceli y la Coral Polifónica Estradense. El presidente de la Fundación, Juan Manuel Albendea Solís, se mostró satisfecho por haber abierto el Pazo de Oca a los estradenses para que lo conozcan, lo amen y lo defiendan como propio hoy y en el futuro.

La Coral, en agradecimiento por su galardón, cerró el acto interpretando Ai linda amiga y el Himno da Estrada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Salmón repite récord en A Estrada