Multimillonarios vestidos de corto

El encuentro del Camp Nou reúne a varios de los jugadores mejor pagados del mundo


Los salarios de los futbolistas de los dos colosos del fútbol español varían según las fuentes, pero el Barcelona gasta más dinero que el Real Madrid en pagar a sus jugadores, aunque Cristiano Ronaldo sea quien más cobra, no solo de ambas plantillas, sino también en el deporte mundial: 25 millones de euros netos anuales. Un sueldo estratosférico para el crac portugués, al igual que el que perciben las otras dos principales estrellas del club azulgrana: Messi (22 millones de euros, de momento) y Neymar (15 millones fijos más 10 por objetivos).

Cristiano Ronaldo acaba de renovar por cinco temporadas más, hasta los 36 años, mientras que Messi debería prolongar, como muy tarde al término de la presente campaña, su contrato que vence en el 2018. Neymar también ha firmado recientemente una considerable mejora y ampliación, hasta el mismo año que el delantero madridista: 2021. Es decir, que Cristiano, Messi y Neymar están a un nivel similar en salario. Sin embargo, el astro de Madeira ya es, según la revista Forbes, gracias a su sueldo pero, especialmente a sus contratos publicitarios, el deportista que más cobra del planeta en un año: 88 millones de dólares (unos 82 millones de euros), por delante del argentino, segundo en la última lista con casi 82 millones de dólares (unos 78 millones de euros).

Antes de la renovación que se hizo pública el pasado 21 de octubre, y de la conquista del oro olímpico, Neymar estaba muy lejos de ambos, en el puesto 22, con solo 37,5 millones de dólares de ingresos anuales (poco más de 35 millones de euros).

Problemas con Hacienda

Precisamente, el triunvirato del clásico que más sueldo percibe ha sido acusado de defraudar a Hacienda. Cristiano, por presunto fraude fiscal en Portugal, ya que ahora se ha conocido que supuestamente ha declarado en Irlanda por derechos de imagen lo que debía haber declarado en su país; Messi, por evadir impuestos en España; y Neymar, por hacer lo propio en su país, Brasil, y también en el que vive desde hace tres años. Los salarios limpios que perciben el portugués, el argentino y el brasileño hacen que Barça y Madrid superen los 200 millones de euros en sueldos globales de ambas plantillas, aunque solo en el caso de los equipos titulares, el club catalán alcanza los 90 millones y el merengue llega casi a 70 millones. Eso, sin tener en cuenta a Bale, que también con una reciente renovación firmada se ha ganado un sueldo de alrededor de 15 millones de euros limpios al año. Quien fuera en su día el futbolista más caro de la historia (costó 101 millones) se perderá el clásico tras ser operado de una lesión que le alejará al menos tres meses de los terrenos de juego.

En el Barça, tras Messi y Neymar es Luis Suárez quien más cobra, y el uruguayo verá mejorado su sueldo cuando se concrete la renovación que ya tiene encaminada. Después de la MSN figuran los primeros españoles, Iniesta y Busquets, quien, de momento, se ha situado en el escalón salarial del centrocampista manchego después de una mejora de contrato que se hizo oficial hace dos meses y una vinculación de por vida con su equipo de siempre. Sin embargo, como ocurre con Messi y Luis Suárez, Iniesta también está a expensas de la renovación, al igual que Rakitic y Ter Stegen. En el caso del Real Madrid, después de que la FIFA le haya prohibido fichar por irregularidades en el traspaso de menores, Florentino Pérez también se ha encargado de ir blindando a los suyos. Comenzó por Kroos -también lesionado para el clásico- y siguió con otro futbolista fundamental en el centro del campo (Modric, que se ha acercado al salario de Sergio Ramos), y una revelación como Lucas Vázquez, que era de los que tenían un sueldo más bajo. Después llegaron Bale y Cristiano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Multimillonarios vestidos de corto