Un clásico de perfil bajo

Barça y Real Madrid se miden en un Camp Nou vacío sin seducir con su fútbol y tras sendas derrotas ligueras, aunque con más señales de evolución en los azulgranas

O. Bellot