La alineación para Río, ya en marcha

Deportistas contrastados y jóvenes talentos se postulan para viajar dentro de cuatro años a Brasil


Redacción / La Voz

Una de las características más notable de los Juegos Olímpicos es que apenas se desploma el telón, el reloj empieza a descontar los días para la siguiente cita dentro de cuatro años. Las medallas estrenan su fecha de caducidad. Y entones Río comenzará a convertirse en un objetivo, en una preocupación para la agenda de los deportistas gallegos, que hoy saborean el éxito de Londres. Algunos, como la jugadora de balonmano Begoña Fernández, quien anunció que estará como máximo dos años más en activo, no repetirán participación en el evento planetario. Pero otros, como el triatleta ferrolano Javier Gómez Noya, ya han expresado su deseo de volver a vivir esas sensaciones que le atravesaron el cuerpo en el podio de Hyde Park. El camino es largo y durante el trayecto la delegación gallega para Brasil se confeccionará gracias a una mezcla de competidores experimentados y jóvenes talentos.

Javier Gómez Noya

Un valor seguro sin presión

Todavía con la emoción de la plata de la capital británica, aseguró que quiere estar en Río para buscar otro metal. Sin embargo, también es consciente de que en cuatro años pueden suceder muchas cosas: «Hoy -comentaba hace unos días- lo veo claro, me apetece repetir una experiencia como la de Londres y si me cuido llegaré con 33 años, una edad en la que aún es posible seguir en la élite. Pero nadie nos garantiza que surjan otros fenómenos como los Brownlee o que ellos se pongan a un nivel inabordable». En la carrera que se desarrolló por el corazón de la capital británica, una de las más rápidas de la historia, Gómez Noya se encontró más cerca que nunca del actual campeón del mundo, Alistair Brownlee, y, lo que es más trascendente para su carrera se liberó del peso que suponía no haber logrado una medalla durante los Juegos de Pekín, donde partía como el claro favorito al oro.

Bea Gómez

Progreso constante

La nadadora pontevedresa Bea Gómez completó en Londres, con apenas 16 años, sus primeros Juegos Olímpicos. Allí logró clasificarse para la semifinal de los 200 estilos, rompiendo su mejor registro de siempre compitiendo por la mañana. La campeona del mundo júnior del 2011, llegará a Río en plena eclosión de su carrera deportiva. Asimismo, la ribeirense María Vilas que a finales de julio logró cuatro títulos nacionales tendrá su oportunidad.

Toro y Echegoyen

Sin barco para repetir

La gloria por el oro olímpico empaña que la final de Londres fue probablemente una de las últimas regatas en la que Támara Echegoyen, Sofía Toro y la asturiana Ángela Pumariega compitieron juntas. El Match Race en un barco Elliot de seis metros desaparece para Río. Echegoyen asegura que le gustaría dar el salto a la vela oceánica, pero es consciente de lo complicado del desafío. Mientras que Sofía Toro aspira a retomar los estudios.

Iria Grandal

Precoz para el arco

La ferrolana estuvo cerca de dar la sorpresa en Londres cuando arrinconó en la segunda ronda eliminatoria a la coreana Hyeonju Choi, quien la derrotó al vencer en la flecha de desempate tras lograr un diez. Con todo, Grandal, de 21 años, fue una de las competidoras más jóvenes en el mítico Lord's Cricket Ground.

Ana Peleteiro

De récord en récord

Es una de las pocas alegrías del atletismo español, una de las disciplinas reinas de los Juegos y en la que España ha naufragado en Londres. La deportista de Ribeira batió en julio en Barcelona el récord de Europa juvenil en Triple Salto con 14,17 metros. pero en España ya está acostumbrada a pulverizar este tipo de registros. Gracias a esa marca finalizó como campeona del mundo júnior y reafirmó su condición de promesa internacional de este deporte.

Pablo cacheda

El balonmano del futuro

Fue nombrado como jugador más valioso de la final del campeonato de Europa sub-20. El lalinense lideró a la selección española al triunfo en el campeonato continental y llama a las puertas de la absoluta. Estela Doiro, que ya ha sido convocada con la absoluta puede seguir los paso de Begoña Fernández.

Teresa Portela

Tanta clase merece la medalla

Sus lágrimas después de acabar en la cuarta posición en Eton Dorney conmovieron a Galicia. Acusa la fatiga de no regresar a casa con el premio de la medalla, pero ya tiene claro que quiere estar en Río.

Las otras bazas

Los nombres que ya suenan

Olalla Piñeiro, en hockey hierba; Estefanía Hernández, en taekuondo; Manuel Añón, en hípica; Cristóbal Rodríguez, en pentatlón; o Jorge Fernández, en voleibol, son ya bazas para Brasil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La alineación para Río, ya en marcha