Taberna da Galera: propuestas con gusto cocinadas desde la tradición

Tamara Rivas Núñez
Tamara rivas A CORUÑA

PARA COMER

MARCOS MÍGUEZ

Sorprende el sabor que logran en platos clásicos como la carne asada, el rabo o la tortilla de Betanzos

21 jun 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Sencillez, sabor y tradición son los tres pilares sobre los que se sustenta la propuesta gastronómica de la Taberna da Galera, un local que ha logrado mantener desde su apertura hace ya casi cuatro años la esencia de las tascas de toda la vida pero con un ligero punto urbano. La amistad y el gusto por los platos clásicos de la cocina gallega fue lo que animó a Chisco Jiménez y Xalo Muñiz a poner en marcha este negocio en uno de los epicentros del tapeo coruñés. «Nos gustaba la idea y teníamos muy claro que esa era la oferta que queríamos dar, basada en el recetario tradicional y recuperando platos clásicos», comenta Chisco.

La carta, ideada para compartir, cuenta con platos sencillos, con presentaciones cuidadas y en los que se respeta al máximo tanto el producto principal como el resto de ingredientes. Las croquetas, con la melosidad perfecta y gran potencia en el sabor, la archiconocida tortilla estilo Betanzos, y la carne asada o el rabo desmigado son algunos de los platos que salen de sus fogones con los que no dejan indiferentes a sus clientes. «La gente que viene suele hacerlo porque busca precisamente esos sabores de toda la vida, esas recetas tradicionales que tanto nos identifican», reconoce su dueño. El punto dulce lo dan los postres, elaborados todos de manera casera, y entre los que destacan el milhojas de crema de vainilla o el arroz con leche caramelizado.

Cuentan entre la oferta de vinos, con dos caldos elaborados exclusivamente para la Taberna de Galera y Culuca -el otro negocio de Chisco- y que llevan el nombre de sus dos hijos: Aroa y Fuquiño, un mencía y un godello, que maridan a la perfección con cualquiera de las elaboraciones de la carta.