Las precipitaciones dan una tregua

Para hoy, tanto Meteogalicia como Aemet Galicia mantienen el aviso de alerta amarilla en toda la costa gallega por vientos fuertes y oleaje


redacción / la voz

Las fuertes trombas de aguas, acompañadas de intensas rachas de viento del pasado viernes dieron ayer cierta tregua. La jornada del sábado transcurrió con chubascos, eso sí, pero con registros mucho menores. Destacaron los más de 40 litros por metro cuadrado en Cabeza de Manzaneda o los 32 en O Cebreiro.

El día sirvió para reparar las numerosas incidencias que dejó la borrasca, con caídas de árboles sobre vías públicas, desprendimientos y, sobre todo, la falta de suministro eléctrico que, en la tarde de ayer, todavía afectaba a cerca de mil personas en las zonas de As Neves y Rubiá, según el último parte de incidencias de Naturgy. Los operarios de la compañía trabajaron ayer para restablecer el suministro que llegó a dejar sin luz a 4.400 clientes.

En Vigo, las rachas de viento obligaron a los bomberos a intervenir en varias calles de la ciudad, donde el alumbrado navideño no soportó las fuertes rachas y acabó desprendiéndose en al menos dos calles. En el entorno de Balaídos retiraron varios árboles de la calzada y acudieron a la avenida del aeropuerto, donde cayeron dos muros de piedra. Desde las cinco de la tarde quedaron interrumpidos los servicios de barco regular entre Vigo y Cangas y Moaña.

En Barbanza, las ráfagas de aire tiraron abajo árboles de grandes dimensiones en varios puntos de la comarca. Desbordamiento de ríos, como el que atraviesa Vimianzo por el casco urbano; una embarcación hundida en Corme y caídas de árboles fueron los episodios más notorios en la zona de Carballo, que superó todos los registros en lluvia y fuerza del viento.

También la borrasca afectó al tráfico ferroviario en el trayecto Vigo-A Coruña. Un tren tuvo que parar cerca de la estación de A Portela (Barro). No hubo heridos y los pasajeros se desplazaron en autobús a su destino. Para hoy, tanto Meteogalicia como Aemet Galicia mantienen el aviso de alerta amarilla en toda la costa gallega por vientos fuertes y oleaje. Habrá chubascos persistentes generalizados, que irán desapareciendo a partir de mañana, lunes. Jornada esta de transición hacia la situación anticiclónica que se aproxima.

Con información de Alejandro Martínez, Toni Longueira, Marta Gómez y Serxio Barral.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Las precipitaciones dan una tregua