«Esto no es un campamento, es un espacio de convivencia entre realidades»

Lucía Cancela A CORUÑA

A CORUÑA

ANGEL MANSO

West Galicia educa a niños con diversidad funcional entre deporte, animales y magia

02 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Esto no es un campamento, es un espacio de convivencia entre realidades», distingue la presidenta de la Asociación West Galicia, Carmen Blach, sobre el Urban West. Estas jornadas, «o vacaciones», que no campamentos, superarán los 400 participantes en septiembre. El año pasado registraron 320 inscripciones. Más de 100 niños se han sumado en esta segunda edición, en la que los deportes funcionan como hilo conductor.

El espacio pone en valor, en palabras de Blach, «la convivencia, la igualdad y la educación». Con un solo requisito: «Cambiar la mirada». Una perspectiva que Carmen solo pudo obtener cuando nació su último hijo, Javi, de 15 años, que padece un síndrome de West, una de las denominadas enfermedades raras. Este campamento surge de la necesidad de conciliación que tienen las familias una vez que llega el verano: «Los padres tienen un trabajo, unas obligaciones y gastos que pagar», por lo que la presidenta plantea: «¿Dónde pueden dejar a sus hijos?».

Apuesta por la igualdad

Urban West no habla de inclusión, porque «no hay nada que incluir, sino que educar y mostrar», dice Blach. Por ello, está abierto a niños con diversidad funcional y con desarrollo típico: «Cada vez hay más familias que apuestan por la normalidad de otra realidad. El año pasado había 7 niños con desarrollo típico, y este ya hay 12». Un orgullo para la responsable, «pues ellos aportan su granito de arena» a la causa.