Más de 450 toneladas de residuos en la calle

El BNG recuerda que la maquinaria es propiedad del Ayuntamiento y el gobierno local dice que la va a revisar


A Coruña

Al tercer día con la basura en las calles, el alcalde Xulio Ferreiro reapareció y dijo que «é intolerable que continúe así un servizo básico». Asegura que hizo esa recriminación a la responsable de la situación, la «empresa concesionaria» de la recogida de residuos. Pero no hay tal cosa. La concesión terminó el 15 de enero del 2017 y el gobierno local no volvió a adjudicar el contrato. Desde entonces la compañía Cespa opera sin pliegos que regulen su trabajo, y el Ayuntamiento paga de forma alegal -más de diez millones de euros al año- , mediante facturas que deben legalizar el propio alcalde o el pleno.

¿Qué impacto ha tenido el conflicto en el servicio?

Cada día se recogen en A Coruña unas 220 toneladas de basura. Según fuentes de la plantilla de Nostián, en la madrugada del sábado se recolectó menos de la mitad de esa cifra. Aún fue menos en la mañana del domingo, alrededor de un tercio. Finalmente, en la madrugada del lunes no se llegó «ni al 5 % de esa cifra». De las 660 toneladas que debían haberse recogido, más de 450 se quedaron en los contenedores, para deleite de distintos especímenes de fauna urbana; y también de los grupos organizados que se dedican a la búsqueda de chatarra, que por la mañana iban de depósito en depósito cargando enseres en distintos vehículos.

Las mismas fuentes señalaron que la entrada de residuos ayer en la planta de reciclaje fue «menor que en cualquier huelga». Claro que tendrán que trabajar mucho más duro en los próximos días, cuando los residuos putrefactos -más difíciles de gestionar- lleguen a sus instalaciones.

¿Qué postura mantiene el gobierno municipal?

Para el gobierno local, toda la responsabilidad es de Cespa. «A única responsable do mantemento da maquinaria de recollida de lixo é a empresa. A función do Concello da Coruña é vixiar e fiscalizar», dijo el concejal Alberto Lema, responsable de Contratación, entre otras áreas, durante un debate radiofónico.

Los trabajadores denuncian que el Ayuntamiento ha obviado esas tareas, incluso a pesar de sus advertencias, hasta ayer, cuando envió un inspector ayer a revisar los vehículos. Además el gobierno local ha anunciado un «plan especial de inspección» de la maquinaria del servicio y ha exigido a la empresa que refuerce su servicio de reparación mecánica. El gobierno local también plantea sanciones contra la compañía, pero la situación del servicio plantea múltiples dudas entre los funcionarios municipales, ya que no hay un contrato vigente que regule el servicio.

¿Quién es el propietario de la maquinaria?

El BNG recordó ayer que, según los pliegos que regularon el contrato hasta enero del 2017, «a maquinaria e propiedade do Concello da Coruña e nel ten que reverter unha vez finalizado o contrato». Por ese motivo, su portavoz, Avia Veira, exigió a la Marea que «actúen xa». En todo caso, los nacionalistas exigieron que se encargue una auditoría sobre el estado de los vehículos, y reclamaron que se prepare un plan de inversiones para ponerla a punto o comprar nueva maquinaria.

Por su parte, el gobierno local no ha aclarado si hizo en esa fecha una revisión de los materiales de la concesión, o si se hicieron otras inspecciones en los dos años transcurridos hasta ahora.

 ¿Qué dice la oposición?

Además del BNG, todos los grupos reclamaron al gobierno local que adjudique el fin el nuevo contrato. La candidata socialista, Inés Rey, recordó que la Marea tuvo tiempo desde que llegó al gobierno en el 2015 para licitar el contrato a tiempo para enero del 2017 «Si no lo hicieron fue por falta de diligencia», criticó.

Rosa Gallego, portavoz del PP, criticó la «dejadez» del alcalde, y la candidata popular, Beatriz Mato, subrayó que lo ocurrido es consecuencia de que no haya «capacidad de gestión» y de dejar un servicio básico a la espera de contrato durante dos años.

¿Qué ramificaciones puede tener el conflicto?

Además de un choque judicial entre el Ayuntamiento y la empresa, el conflicto podría extenderse a otros servicios, como la limpieza viaria, que se presta sin contrato desde el verano pasado, sin que el gobierno local haya concretado cuando lo renovará.

También hay un frente abierto en la planta de Nostián. Sus trabajadores están muy molestos, ya que el gobierno local no ha mantenido las reuniones previstas con ellos para tratar los pliegos del nuevo contrato, que finalizará en el plazo de un año. Además están en contra del plan del ejecutivo de separar a la plantilla que maneja las básculas de pesado de camiones de la instalación.

La basura sigue en las calles de A Coruña a pesar del acuerdo de Cespa para reforzar el servicio de reparación mecánica

E. Eiroa

Los desperdicios toman las calles en el tercer día sin recogida por el estado de los camiones. Esta madrugada salieron quince camiones, pero siete tuvieron que regresar tras sufrir diversas averías. Los trabajadores esperan que la situación se normalice a lo largo del fin de semana

Cespa, la empresa encargada de la recogida de residuos en A Coruña, anunció ayer su intención de reforzar el servicio de reparación mecánica de sus vehículos «para que la situación vuelva a la normalidad y todos los camiones estén disponibles». Después de una reunión con los trabajadores, mostraron además su compromiso de que ese refuerzo se extienda «a las noches, con el objetivo de arreglar cualquier percance que pudiesen tener los vehículos». Cespa pidió «disculpas a la ciudadanía» por las molestias causadas, confiando en «que las calles vuelvan a la normalidad en las próximas horas».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Más de 450 toneladas de residuos en la calle