La Ciudad de las TIC arrancará al menos con 15 empresas y 2.500 trabajadores

Alfonso Andrade Lago
Alfonso Andrade A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

VISTAS DE LA FABRICA DE ARMAS DE A CORUÑA
VISTAS DE LA FABRICA DE ARMAS DE A CORUÑA CESAR QUIAN

La zona deportiva y de ocio de la fábrica de armas mantendrá su uso público

24 ene 2019 . Actualizado a las 20:08 h.

Una quincena de empresas han confirmado ya su compromiso con la Ciudad de las TIC que la Universidade da Coruña (UDC) impulsa en terrenos de la fábrica de armas con el respaldo de las principales Administraciones públicas y el Clúster TIC. Esas firmas han confirmado su intención de ocupar espacio en la factoría, donde desarrollarían su labor 2.500 trabajadores. Pero es solo la punta de lanza de una iniciativa que despierta interés de otras empresas que hacen sonar a diario el teléfono del Rectorado. «Polo de agora hai unhas 15 comprometidas -confirma Julio Abalde, rector de la UDC-, pero temos outras que están á expectativa e din que se o proxecto vai adiante contemos con elas».

 Las empresas

Transferencia tecnológica. Indra, Éveris, R, Cinfo o Atos son algunas de las firmas que quieren espacio en la fábrica de armas, cuyo nuevo proyecto recibió el miércoles el plácet del Ministerio de Defensa. Les seduce «la constitución de un verdadero campus TIC, compartiendo un mismo entorno con los grupos de investigación de la UDC, lo que facilita el desarrollo y la transferencia tecnológica», explica Alfredo Ramos, director general de R. Añade que para esta empresa supondría además «un relanzamiento del proyecto», ya que tratarían de concentrar dentro de ese concepto «a la mayoría de los profesionales y a los colaboradores más cercanos».

 Financiación

Público-privada. «Se necesita unha inversión inicial forte, e aí temos que buscar socios financeiros públicos e privados», explica Abalde. Administraciones y las propias empresas pondrán recursos, pero «o complexo a pleno rendemento será autosuficiente a través da actividade das propias firmas», matiza el rector. Las empresas pagarán por la ocupación del espacio y por los servicios que se les preste.