«No veo nada fácil regresar a Galicia»

Científicos gallegos en el extranjero apuestan por un modelo como el catalán o el vasco para captar talento


redacción / la voz

¿Es Galicia un lugar atractivo para desarrollar una carrera científica a día de hoy? Depende. Progresa adecuadamente y tiene potencial para serlo, pero todavía no lo es, como lo demuestra el escaso número de investigadores posdoctorales que capta para su sistema y su insuficiente capacidad para atraer el talento. Falta masa crítica. Es la respuesta a la pregunta formulada por la Voz a algunos de los científicos, tanto jóvenes como veteranos, que hoy participan en la octava Reunión de Jóvenes Investigadores en el extranjero, organizada por el Instituto de Investigacións Biomédicas de A Coruña (Inibic) y que se celebra en A Coruña. Todos tienen muy claro el modelo a seguir para conseguirlo: seguir el ejemplo del programa Icrea de captación de talento, que Cataluña aplicó de forma pionera, o el Ikerbasque, que el País Vasco siguió después.

xosé r. bustelo

«Necesítase moito máis financiamento». El padronés Xosé R. Bustelo, presidente de la Asociación Española de Investigación contra el Cáncer y jefe de grupo en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, ve el vaso medio lleno. «A situación -dice- está a mellorar cada vez máis, sobre todo no que respecta á posta en marcha de novos centros. E, en comparación con outras comunidades, estase a investir bastante». Pero, pese a ello, ve «moito lugar para a mellora». «Necesítase -apunta- moito máis financiamento para os centros de excelencia, que permita a implantación de servizos de tecnoloxía punta e, idealmente, un funcionamento autónomo para a captación de persoal e o establecemento de liñas estratéxicas de investigación». Sería, a su juicio, «unha forma óptima para atraer a científicos que están fóra», lo que también pasa por implantar programas como el Icrea o el Ikerbasque y por mejorar los centros existentes. «Hai que mirar por atraer aos mellores, independentemente de que sexan galegos ou non», asegura.

pablo mumary farto

«Me gustaría regresar, pero no a cualquier precio». El arqueólogo coruñés, investigador posdoctoral en la Universidad Autónoma de México, donde es un experto en la cultura maya prehispánica, no descarta regresar a Galicia, pero «no a cualquier precio». Aunque no es optimista. «La situación es desalentadora, y no solo en Galicia, sino en todo el territorio nacional», afirma. Entiende que los ejemplos vasco y catalán son la línea a seguir. «Sería un gran impulso», señala y cree que si no se lleva a cabo un plan similar en la comunidad es por «falta de interés». 

maría dolores mayán

«Venir a Galicia a hacer un posdoctorado se ve como un riesgo». Mayán organizadora de las jornadas e investigadora en el Inibic, ve «muy difícil atraer a personal de fuera de Galicia a nivel posdoctoral». «Se ve -añade- como un riesgo, aunque hay centros y grupos buenos». Para atraer líderes asegura que «tiene que haber un programa de captación de talento y estabilización del personal investigador serio y competitivo en salario, financiación de proyectos y en infraestructuras». «Hoy por hoy -dice- ni siquiera existe un programa de captación júnior como el desaparecido Parga Pondal, por lo que no hay continuidad en la carrera». Cree que hay muy pocas oportunidades para que regrese el talento gallego en el exterior. Opina, en cambio, que sería posible y deseable un modelo como el Icrea o el Ikerbasque. En este último caso explica que sus 360 investigadores captaron 80 millones. «Por cada euro que ha puesto el Gobierno Vasco, han recuperado dos. Es un modelo a seguir y solo necesitamos gestores y políticos creyentes para aplicarlo en Galicia», advierte. 

alejandro couce Iglesias

«A día de hoy no es un lugar atractivo para desarrollar una carrera científica». Couce, que investiga con una beca de excelencia Marie Curie en el Imperial College de Londres, lamenta que Galicia no sea «a día de hoy un lugar atractivo para desarrollar una carrera científica», aunque matiza que «como trotamundos que soy la falta de atractivo no es un problema exclusivo de aquí». «El sistema español en general -explica-, ni puede absorber a los investigadores que ha formado, ni es capaz de atraer talento extranjero de forma consistente». Entiende que los planes vasco y catalán sí ofrecen un mínimo de garantías para el retorno, aunque sobre si es posible aplicarlos en Galicia cree que «habría que preguntárselo a los políticos». 

natalia mallo

«Tiene potencial, pero necesita mayor inversión». Natalia Mallo, investigadora posdoctoral en la Universidad de Glasgow, donde trabaja en enfermedades causadas por parásitos, opina que Galicia sí tiene potencial para ser un lugar atractivo para investigar, pero «necesita una mayor inversión y una reorganización del sistema». En su caso le gustaría regresar, «pero no lo veo nada fácil» y apuesta para ello por programas de captación de talento como el Ikerbasque o el Icrea. «Yo creo que sí sería posible llevarlos a cabo y creo que son muy necesarios», asegura.

marisol soengas

«Ojalá el Gobierno gallego decidiese apostar por programas de excelencia». La responsable del programa de Melanoma del CNIO asegura que en Galicia hay grupos punteros a nivel internacional, pero que todavía «falta masa crítica» y que la «competitividad para atraer talento internacional es todavía limitada», pese a los esfuerzos de los centros y universidades. «En mi campo -apunta- hay un gran potencial por el volumen de pacientes y la calidad de los centros clínicos, pero la contratación y estabilización de investigadores sénior es todavía demasiado complicada». Y suspira: «Ojalá el Gobierno gallego decidiese apostar por programas competitivos y de excelencia del estilo Ikerbasque o Icrea». «No veo ninguna razón teórica -añade- que impida al Gobierno gallego comprometerse y apostar por la excelencia competitiva».

miguel domínguez

«Hai que deixar de infravalorar a ciencia básica». El matemático ourensano, profesor ayudante en la Autónoma de Madrid e investigador Marie Sklodowska-Curie en el Instituto de Ciencias Matemáticas del CSIC, considera que Galicia aún no es lo suficientemente atractiva como para desarrollar una carrera científica. «Proba disto -argumenta- é o escasísimo número de investigadores posdoutarais de fóra traballando actualmente en Galicia». Entiende que los planes vasco y catalán «teñen funcionado moi ben», pero advierte que de nada serviría implantarlos «se non se resolven antes os problemas que impiden que Galicia sexa un lugar atractivo para os científicos». «Hai -apunta entre otras medidas- que deixar de infravalorar a ciencia básica fronte á transferencia e a innovación, acabar coa falsa ecuación citas=calidade, apoiar a quen poida traer novos temas de investigación, fomentar a realización de estadías no estranxeiro e, por suposto, cambiar a mentalidade de que a universidade é esencialmente unha institución docente, conseguindo unha política de contratación baseada na investigación».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

«No veo nada fácil regresar a Galicia»