Bésame por la derecha

UN BUEN BESO SE DA ASÍ Si es social y cordial, tiene tres eses (lee y sabrás). En cambio, un beso de amor es otra «boca», no tiene reglas, pero sí sus preferencias y un perfil bueno: nos besamos inclinando la cabeza a la derecha, concluye la ciencia. ¿Para besarnos mejor?

.

Cada beso sabe lo suyo y tiene su historia, pero la ciencia ha abierto la boca para dar voz a una tendencia. La española cuando besa, besa de verdad, ¿pero cómo? Como cualquiera, inclinando la cabeza a la derecha. Un beso íntimo se encaja así, girando cada uno a su derecha en todo el mundo, según un estudio llevado a cabo por psicólogos y neurocientíficos de las Universidades de Daca, en Bangladés, y de Bath y Bath Spa, en el Reino Unido, en una muestra con 48 parejas realizada en un contexto privado. Besarse por la derecha no es un adelantamiento casual; es una cuestión de cabeza, y en general adopta la postura vinculada al afecto desde que llegamos al mundo porque, advierten los expertos, el cerebro está programado para hacerlo así. Hay estudios que demuestran que las mujeres tendemos en general a ladear la cabeza hacia la derecha. «Tiene que ver con el sentimiento de maternidad, que en un contexto profesional puede restarnos valor. Carol Kinsey Goman apunta que inclinar la cabeza puede interpretarse como sumisión, no es una postura de poder», indica la experta en protocolo Mar Castro. Nos metemos en sombras más oscuras.

CUÁNDO Y CÓMO SE DA

Según el equipo de Bangladés y el Reino Unido, también los hombres se inclinan a la derecha para besar («Quizá solo porque hay más diestros que zurdos», sugiere Mar Castro) y toman la iniciativa a la hora del primer beso. «Esto es algo puramente social, cultural, aprendido. ¿Qué pasa si son ellas las que besan primero?», dice la sexóloga Nayara Malnero invitando a recordar a Grace Kelly dándole un beso sorpresa a Cary Grant tras una cena sin soltar prenda en palabras. El arte del beso tiene hasta su propia ciencia, la filematología, un consumo calórico y, según investigadores de la Universidad de Pittsburg, hasta un gen, el KISS-1, que desata los cambios hormonales de la pubertad.

Vayamos beso a beso. Primero el cordial. Debe limitarse a «un roce de mejillas», apunta Mar Castro. El beso de cortesía tiene tres eses: «Sincero, silencioso y seco». ¿Cuándo se da? Según la experta en protocolo, cuando hay confianza o una razón que lo justifique. «No deberíamos besar ni tutear tanto. El beso tiene su momento y razón de ser», asegura. Cuántos (uno, dos o tres) depende la cultura y costumbres de cada país.

PARA GUSTOS, COMO EL CAFÉ

Cámara lenta para un beso de amor. Todo en su ligereza tiene un peso especial. Te empapas de ese misterio a dos bocas. ¿Un buen beso cómo se da? «Sabiendo como le gusta al otro...», dice Nayara Malnero. La autora del blog Sexperimentando.es, que nos guía en YouTube sobre cómo encontrar el momento para dar el primero, juntó a varias personas por parejas para contarse cómo les gusta el café. Fácil: solo, con leche, cortado, largo, sin azúcar... Luego les invitó a hacer lo mismo con un beso y... mutis. «A la mayoría les gusta que empiece despacio y se haga pasional», comenta Malnero. «Como al besar no tenemos palabras, en un beso nos apoyan muchísimo la mirada y las manos», refuerza Mar Castro. El olfato juega su papel, y el cuello es un lugar crucial para el gusto. ¿La duración ideal? «Lo bueno si breve, dos veces bueno», sugieren.

Mejor corto e intenso... el café.

Votación
7 votos
Comentarios

Bésame por la derecha