Rutas ciclistas para perderse en el monte

Marta Casais
marta casais RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

MARCOS CREO

Las vistas y el patrimonio se convierten en alicientes para los aficionados a las dos ruedas

19 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los montes barbanzanos ofrecen todo tipo de sendas por las que practicar ejercicio, pero ningunas tan emocionantes como las rutas ciclistas. Hay trayectos más exigentes, otros que pasan por núcleos urbanos, pero en todos se puede disfrutar de unas vistas y experiencias que solo ir con bicicleta aporta.

MARCOS CREO

Cuatro horas en la sierra

El trayecto Serra do Barbanza dura aproximadamente unas cuatro horas, pero a lo largo del camino se puede disfrutar de las mejores vistas a la ría en cada parada. El itinerario comienza en el petroglifo Pedra das Cabras, cerca del casco urbano de Ribeira, y continúa hasta la aldea de San Isidro, en A Pobra. Tras el avance a lo alto de la sierra, y después de llegar a la cumbre, la ruta continúa hacia el monte Iroite, pasando una serie de mámoas y dólmenes que adornan el paisaje. Después de pasar por A Graña y rodear la base militar EVA- 10, el viaje termina en el monte A Curota.

Por el monte Touro muradano

Comenzando en el puerto de Muros, cerca de la plaza del concello, este recorrido de casi 38 kilómetros está caracterizado por los impresionantes paisajes naturales de la ría de Noia, Corrubedo y el monte Louro. El viaje comienza en el puerto y continúa en su primera etapa por la línea de la costa hasta O Pozo do Cachón. Desde allí comienza la ascensión hacia el monte Laxeiras y pasa de camino por el mirador Cruz dos Pelos. La siguiente parada de la ruta es en el Outeiro do Milladoiro, tras el que continúa el descenso por Ancoradoiro hasta la laguna del monte Louro. El último punto de interés es el petroglifo Laxe das Rodas, tras el que se hace la etapa final de vuelta a la villa de Muros.