«A ver se Deus nolos trae a terra»

Familiares de los dos desaparecidos del «Paquito Nº Dos» continúan en Corrubedo; casi no tienen esperanza pero no dejan de buscarlos en las piedras


ribeira / la voz

El día estaba ayer espléndido en el faro de Corrubedo. Sol, mar en buenas condiciones... El entorno lucía de postal. Sin embargo, el ambiente seguía preñado de infinita tristeza. Ni siquiera unos niños que correteaban por allí eran ajenos a lo que desde hace once días ocurre: «Mira el helicóptero, están buscando a los desaparecidos», se le oía decir a los críos en medio de sus juegos. Efectivamente, sí estaban buscando a Santiago Blanco y Antonio Hermo, los dos marineros del barco bateeiro Paquito Nº Dos que siguen desaparecidos. También lo hacían, como en las jornadas anteriores, por tierra y mar.

Pese a los días de espera, las familias siguen en el faro, en una zona próxima a la del hundimiento del barco. Reconocen que no les quedan esperanzas. Pero tampoco quieren irse a sus casas. «Mentres teña forzas, aquí sigo buscando», señalaba una familiar de Antonio, el más joven de las víctimas del accidente. Y añadía: «A ver se Deus nolos trae a terra, aínda que eu xa non sei se Deus se acordará de nós, porque van moitos días de espera». Luego, con sus botas de goma en los pies, partía a seguir dejándose la vista en las piedras. Por si el mar decidiese devolverles a los suyos.

Seguir en el faro

Unos metros más adelante, otras dos personas buscaban de roca en roca. Eran amigos de los dos desaparecidos. Ellos repetían algo que en los últimos días no deja de oírse junto al faro: «Nós podemos lamentar, podemos estar tristes..., pero soamente os que pasaron por algo así saben como están as familias. É moi duro, unha traxedia enorme», decían. Tras la mañana de búsqueda, ayer iban a marcharse a comer a casa. Pero tenían previsto volver por la tarde: «É o único que podemos facer», afirmaban ambos.

Al lado del faro, estaba también el alcalde de Boiro, Juan José Dieste: «É unha decepción que non aparezan. A ver se hoxe hai sorte», dijo el mandatario. Pero, al menos ayer, no la hubo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

«A ver se Deus nolos trae a terra»