Santa Rita «vale para todo»

r. e. VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

La Feira Celta y el concierto de Siloé marcaron el inicio de la fiesta

19 may 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

El olor de las rosas silvestres tras las que se parapeta el Pazo de Vista Alegre impregnaba, ayer a media tarde, el entorno monumental sobre el que gira la fiesta de Santa Rita, en Vilagarcía. En las inmediaciones del arco que parece unir la vivienda señorial y la zona conventual, un número reducido de puestos de rosquillas y velas anunciaba que la ciudad está en fiestas. «La cosa está floja, pero es que el tiempo no ayuda», dice la mujer que despacha uno de estos establecimientos ambulantes. Y eso que la mañana de nubes y claros, con chubascos tan intermitentes como odiosos, había sido seguida por una tarde deslumbrante, luminosa y primaveral.

Eso se notaba en la calle. A las siete, la ciudad estaba llena de gente que paseaba entre los distintos puntos de interés en los que se reparte la fiesta.

Martina Miser

Ya saben: en la explanada TIR y en el parque Miguel Hernández, las atracciones y la feria, con la música que no cesa, colores desparramados y los olores mezclados de algodón de azúcar, garrapiñadas y patatas fritas. El parque de A Xunqueira, a la espera de que por la noche sonase Siloé, se había convertido en territorio celta gracias a una feria temática que, aunque cada año parece ir encogiendo sigue ofertando juguetes de madera, bisutería, libros y discos que conviven con bocatas de embutidos o productos ecológicos para el cuerpo y el alma...

En la zona más inmediata a la iglesia, los puestos de rosquillas y velas. «En Santa Rita, como vale para todo, la gente lo que más lleva es el exvoto de cuerpo completo. Los cirios no tienen mucho sentido, como no dejan encenderlos la gente los lleva menos», explica la responsable de uno de estos puestos, a la par que garantiza a una compradora indecisa que todas las modalidades de rosquillas que tiene en exposición «están buenísimas». Y mantienen el sabor de una tradición que resiste.

Martina Miser

De Fla-Meco a París de Noia

El domingo llega a Vilagarcía con una variada programación de Santa Rita. En la zona de A Xunqueira, ya lo saben, está la feria celta que desde hace unos años no falta en el listado de eventos festivos. Pero hay otros eventos a tener en cuenta, máxime en una jornada proclive para que todo el mundo salga a la calle.

Si le gusta el deporte, entre las diez de la mañana y las dos de la tarde, en Fexdega, concluye la Copa de España de veteranos de tenis de mesa. Si prefiere la música, no tiene ni que elegir entre las dos propuestas que para hoy lanza el Concello de Vilagarcía. A la una de la tarde, en O Piñeiriño, y centro del Ciclo Ágora Vermú, actúan los grovenses Fla-meco, «posiblemente a mellor banda de rumbas de Galicia e con máis de dez anos ás súas costas». A las nueve y media, en A Mariña, será la primera verbena, con París de Noia en el escenario.

Y si tiene rapazada en la familia, el Festivaliño on the road estará de cinco a nueve en el cruce entre A Baldosa y Valentín Viqueira.