Futuros hosteleros al servicio del mejillón y de la conserva

Los alumnos del taller de A Lanzada diseñan nuevas salsas para las latas y para potenciar el bivalvo


o grove / la voz

Más de cuatro meses llevan ya trabajando los alumnos del taller de empleo de hostelería en A Lanzada. Y en este tiempo han participado de forma activa en numerosas actividades organizadas por el Concello y por los colectivos sociales de la localidad, como las jornadas del centollo. Esta colaboración sigue adelante e incluye dos retos importantes para los próximos meses. Por un lado, aprender a poner en valor el mejillón gallego. Por otro, ayudar a las conserveras de la localidad a contar con nuevas salsas para sus productos.

El mejillón tiene una gran importancia para la economía grovense. Por eso es tan fundamental que los alumnos de este taller, que serán los futuros hosteleros de la localidad, aprendan bien a cocinarlo. De enseñarles se ocupará Rubén García, ganador del tercer premio en el concurso de mejillón que organizó Amegrove durante la pasada Festa do Marisco. Es también el vencedor del mandil de oro en la feria das tapas de Vilagarcía y, por segunda vez consecutiva, de la Festa da Ameixa de Carril. Él será el encargado de impartir una clase maestra en la que los alumnos aprenderán a poner en valor el producto. Cocinarán Chipichoco y otros bocados de mejillón que, además, se ofrecerán al público. Al finalizar la clase del martes, día 12, habrá una degustación en la que podrán participar todos los interesados. Solo hay que inscribirse previamente. Sobre el mejillón están también trabajando Amegrovo y Emgrobes, con el fin de organizar unas jornadas de degustación que ayuden a poner en valor ese bivalvo, tan importante en O Grove.

Por otro lado, alumnos y profesores del taller de hostelería han puesto en marcha también una línea de trabajo con las conservaras locales. Los estudiantes están llevando a cabo proyectos de I+D+I que permitirán desarrollar nuevas salsas para las líneas de Isabel y Cuca de la empresa Conservas Isabel, con quien ya se han puesto en contacto. Trabajarán, sobre todo, con la caballa y le mejillón, al tiempo que le ayudarán a dar una vuelta a su línea de ensaladas.

Los alumnos de este taller colaborarán también en el carnaval. Personal de este centro realizará actividades relacionadas con la gastronomía del entroido.

Emgrobes y Amegrove preparan unas jornadas de degustación del mejillón

Los alumnos preparan dos veces al mes comida para los más necesitados

El taller de empleo tiene también una vertiente social, en la que cuidan de las personas que más lo necesitan. La entidad mantiene abierta una línea de colaboración con Cáritas y con los servicios sociales del Concello y, dos veces al mes, prepara y empaqueta comida, que es distribuida por estas dos entidades entre aquellas familias que así lo demandan. Con ello se evita que los alimentos que elaboran estos alumnos se echen a perder y, de paso, se ayuda a la gente que más lo necesita en la localidad. Su primera colaboración tuvo lugar el pasado día de Reyes, cuando los estudiantes prepararon un completo menú, con rosca incluida, para que estas familias pudieran degustar en sus casas. Ahora, el servicio ya funciona de forma regular dos veces por semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Futuros hosteleros al servicio del mejillón y de la conserva