Diego Chao y Jairo Campo se retan antes del Foz-Ribadeo: «Neste derbi non hai amigos»

Iván Díaz Rolle
IVÁN D. ROLLE VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

Los goleadores mariñanos aparcarán la camaradería labrada en Burela en noventa minutos que pueden enganchar a la Preferente exprés solo a uno

07 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En A Marosa formaron una de las sociedades de ataque más respetadas, pero su camaradería va más allá del campo de fútbol. «Quedamos habitualmente para facer comidas, e ata tíñamos reservadas unhas vacacións xuntos», pero Diego Chao (Viveiro, 1992) y Jairo Campo (Burela, 1994) serán enemigos durante noventa minutos este domingo en el Martínez Otero. «Neste derbi non hai amigos», y menos con el CD Foz y el Ribadeo FC igualados en la cola y apurando casi sus últimas opciones de engancharse a la lucha por el ascenso o la Copa del Rey.

Tras trece meses de espera, A Mariña volverá a vivir un duelo entre dos de sus equipos. Curiosamente cuando estalló la pandemia el Foz iba a visitar al Viveiro. «Foi moito tempo sen fútbol e aquí a xente está moi volcada co equipo. Os derbis sempre son especias, pero este vaino ser máis ca nunca», predice el futbolista viveirense del Foz antes de que su amigo reivindique la implicación de los ribadenses con su club: «É unha pena que só poidan entrar 300 e pico afeccionados porque o outro día no Pepe Barrera tivemos un ambientazo e non hai máis partidos na zona que poidan restar interese».

Con el lleno, dentro de las posibilidades pandémicas, casi garantizado, Diego y Jairo intentarán ser dos de los responsables de que la fiesta se traslade al campo. «Aínda que, como nós, é un equipo que sufriu moitos cambios, o Ribadeo ten moi boas individualidades, e a referencia de Jairo no ataque vai ser un dos condicionantes que teremos que controlar», predice Chao sobre su excompañero, que ha debutado en Preferente con la plena confianza de su entrenador, Rafa Casanova, y ya estrenó su cuenta de goles en la derrota contra el Lemos.