La cantera derriba la puerta del primer equipo en el Burela

Con Nito, Bruno, Renatinho y Quelle, el Pescados Rubén Burela aumenta a siete futbolistas su dosis de talento local


Pocos equipos en la Primera División de fútbol sala van a tener una personalidad tan propia como el Pescados Rubén Burela. Un entrenador «da casa», Juanma Marrube, manejará una plantilla con siete futbolistas crecidos en la base naranja y hasta doce gallegos en un nuevo asalto por asentarse entre gigantes.

A Iago Míguez y Renato, con galones desde hace tiempo en la primera plantilla, se unió más recientemente el pívot de solo 20 años Christian Rivas, Pitero. Los siguientes en dar el salto son otros cuatro jugadores a los que el Mariskal ya ha probado y que ahora entrarán plenamente en la dinámica del conjunto que pasea el orgullo de A Mariña por la máxima categoría nacional. Serán Nito, Renatinho, Bruno García y Quelle.

Entre todos ellos, el más maduro, al menos a priori, es el cierre Néstor Valle Gómez, Nito, que vuelve a un conjunto naranja con el que ya debutó en el año del ascenso tras un curso cedido en el Santiago Futsal, de Segunda División.

El ala-pívot Renato Rodrigues, Renatinho, y el portero Bruno García, por su parte, también tendrán ficha profesional tras completar su etapa de formación. El benjamín de todos ellos, el internacional sub-17 con España Jorge Quelle, también entrará en las rutinas del equipo de primera, pese a seguir en edad juvenil. Los tres entraron ya en varias convocatorias la pasada temporada.

Con ellos, el Pescados Rubén Burela da por cerrada una plantilla que quedará compuesta por los porteros Edu, Kaluza y Bruno García; los cierres Lucho, Giasson y Nito; los alas Renato, Iago Míguez, Álex Diz, David Pazos, Javi Rodríguez, Renatinho y Quelle; y los pívots Eto'o, Pitero, Diego Quintela y Matamoros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cantera derriba la puerta del primer equipo en el Burela