Cientos de familias mariñanas hacen números para poder comer y no pasar frío

Entidades como Cáritas subrayan que precisan ayuda todo el año, no solo en invierno

.

viveiro / la voz

Si pagan el recibo de la luz, se quedan sin dinero para comprar comida y tienen que recurrir a organizaciones humanitarias para pedir alimentos. Si compran comida y abonan el alquiler o la hipoteca, se controlan y apenas encienden la calefacción para ahorrar los gastos de electricidad. A este tipo de situaciones dramáticas se enfrentan a diario cientos de familias de la comarca mariñana que se ven obligadas a hacer muchos números para poder comer todos los días y no pasar frío. Y la situación se complica cuando hay niños pequeños a cargo, como destacan desde la dirección de Cáritas Interparroquial en Viveiro, que ayuda a cerca de un centenar de familias desfavorecidas del municipio. «No hay necesidades puntuales porque haga frío. Las necesidades son de todo el año porque hay pocos ingresos, ya que hay poco empleo y el que hay es muy precario, con sueldos bajos, medias jornadas...», indican, y afirman: «La necesidad de ayudarles es la misma en febrero que en agosto». Hay familias, apuntan, con dos o tres hijos, que tienen grandes problemas para subsistir. «Hay meses que viene la luz, el agua..., y lo que ganan no da para todo», informan.

La Xunta presta apoyo a la familia en riesgo de desahucio de Lourenzá

La delegación territorial de la Xunta en Lugo afirmó ayer en un escrito que ha prestado apoyo y asesoramiento a una familia de Lourenzá que está en riesgo de desahucio. Concretan que le han explicado las medidas de apoyo urgente de las que se pueden beneficiar. Al parecer, pueden acceder al bono de alquiler social (ayuda de entre 150 y 200 euros mensuales a fondo perdido) y a la adjudicación directa de una vivienda protegida, así como al acceso y asesoramiento con el programa Reconduce.

Votación
6 votos
Comentarios

Cientos de familias mariñanas hacen números para poder comer y no pasar frío