La primera web de la historia

La WWW nació en el acelerador de partículas de Ginebra para compartir datos entre físicos. El invento tuvo tanto éxito que traspasó el ámbito de la ciencia. Una gallega trabaja en una de las partes fundamentales del experimento, la toma de datos.


Comentarios
{ }