.

Calles mojadas, cajas cerradas

Los establecimientos de ropa y calzado se resienten por la lluvia y el frío. La mayoría ya se resignan a vender la ropa de la temporada estival durante los meses de rebajas