.
Fugas

Menos mal que Risto le dijo no

Con seis meses de antelación, Pablo López ha agotado los tiques de sus conciertos de verano en A Coruña y Vigo. Parece que los recintos medianos se le quedan ya pequeños a la última gran estrella del firmamento musical español