Bocarte en el Muro.El alcalde, Ángel Mato

El bocarte acude al rescate del cerco

Con el cupo de sardina agotado y la pesquería cerrada, con el jurel esquivo para la flota y sin cabalón, la anchoa, que el año pasado no llegó a Galicia, sorprendió a los barcos