Un periplo inusual y exitoso

Desde ayer nadie duda de que Diego Calvo, vicepresidente primero de la Cámara, es uno de los valores al alza con entrada libre para la piscina de los delfines