Un policía alemán con refugiados sirios en Múnich, en la crisis migratoria del 2015

El banco de los refugiados

La plataforma Kiva crea un fondo de microcréditos para este colectivo que ya ha repartido más de tres millones y medio de dólares, y que se elevará hasta los 26 millones en el 2020