Así fue el primer acto del Atlantic Pride.May intentó desdramatizar la desafección que siente con ella su partido bailando al ritmo del grupo sueco Abba.

Y llegó Cher y mandó parar...

Los propietarios de la franquicia tuvieron la paciencia de esperar una década y sacar adelante un guion que es a la vez precuela y secuela de aquel musical ¡Mamma mia!