Diez claves para evitar las ciberestafas

YES

María Pedreda

Lee dos veces antes de pinchar, porque las trampas de los estafadores cada vez son más sofisticadas y pasan desapercibidas. El último timo llega de la mano de Bizum, uno de los métodos de pago más frecuentes hoy en día

02 oct 2021 . Actualizado a las 11:07 h.

Nadie está a salvo de caer en manos de los ciberestafadores. Las trampas son cada vez más sofisticadas, y a veces, pasan incluso desapercibidas cuando nos llegan vía SMS, correo electrónico o en forma de llamada. Por ello, debemos activar todas las alertas que nos indican los profesionales que velan por nuestra ciberseguridad. A continuación, unas claves a tener siempre en cuenta.

1 ¿CÓMO PODEMOS SOSPECHAR SI UN CORREO PROCEDE DE UNA ESTAFA?

Hay varios detalles de los que tenemos que desconfiar, por ejemplo, si son remitentes desconocidos o contienen información que no hayamos solicitado. «Si tiene algún enlace o archivo adjunto, que no sabemos que es, nos tiene que hacer sospechar. Podemos analizarlo, yendo a la web a la que nos quiere remitir, con herramientas como virus total, para ver si tiene algún tipo de malware», explica Ángela G. Valdés, técnico de ciberseguridad para ciudadanos del Incibe, (Instituto Nacional de Ciberseguridad). Otra pista puede ser si está mal escrito o tiene traducciones incorrectas, si vienen frases en inglés y otras en español, y aunque Ángela advierte que los ciberdelincuentes cada vez tienen más cuidado en la redacción, todavía sigue habiendo correos ilegítimos con estas características.

2 ¿PINCHAR UN ENLACE ES SUFICIENTE?

Un simple clic puede desencadenar una ciberestafa, un proceso en el que no hay marcha atrás. No siempre hay que llegar a introducir los datos para que esto se produzca, sino que a través de un enlace, nos podemos descargar algún tipo de programa malicioso que nos infecte el dispositivo. A partir de ahí, nos pueden espiar, robar datos, inutilizar el equipo...