Beatriz Luengo: «Somos lo que comemos. Por eso los gallegos sois tan buenos»

CARLOS CRESPO

YES

Basilio Silva

Mujer rotunda y comprometida donde las haya. Empoderada hasta las trancas. Toda una diva de la música latina, con un pie en Miami y otro en su Hortaleza natal. Este jueves ha publicado «Chanteito pa' un ex» con un cameo de lujo: Paquita la del Barrio

14 sep 2021 . Actualizado a las 16:58 h.

De la dimensión que Beatriz Luengo ha alcanzado en la escena de la música urbana y latina, quizá en España no seamos aún demasiado conscientes. Cuenta con un Grammy americano, 11 nominaciones a los Grammys latinos, compone para Ricky Martin o Christina Aguilera y su último vídeo, Chanteito pa' un ex ha sido dirigido por Fernando Lugo, director de todos los videoclips de Bad Bunny. El tema cuenta con dos constantes inspiradoras: Frida Kahlo en lo estético y Paquita la del Barrio en la actitud y el sarcasmo. «Me gustaría llamarte mi amor, pero cabrón es lo que sale», canta Beatriz Luengo justo después de que la propia Paquita introduzca el videoclip con un excelso cameo. «He hecho colaboraciones en mi vida con artistas que ni soñaba. ¿Te puedes creer que por Paquita esperé medio año? Yo grabé mi vídeo embarazada de tres meses y mi sueño era que Paquita hiciese un cameo. Llegó el covid, ella no podía viajar, le daba miedo que fuésemos a grabarla... La compañía me comentaba «busquemos un plan b». Y yo les decía «es que no hay plan b», es que esta es una canción que sin ella no tiene sentido. Y así fueron pasando los meses hasta que lo conseguí. Desde luego es la colaboración por la que más he luchado. Pero es que para mí, Paquita es dios», narra la cantante madrileña.

-Cada vez son más las mujeres que se reponen y empoderan su discurso en el ámbito del género urbano e incluso en el reguetón.

-En la música latina aún somos muy pocas. En el mundo de la composición o de la producción es muy difícil encontrar una mujer. La revista Billboard hizo un reportaje sobre mujeres relevantes en el ámbito de la composición y nos citaba a seis. Pero es que somos seis contra 600 hombres. No queda otra que seguir luchando porque lo que estaba pasando antes es que las canciones que cantaban las mujeres estaban siendo escritas por hombres. Llegamos a un momento en el que no había un punto de vista femenino. Teníamos a los artistas masculinos con su visión masculina y a las artistas femeninas, también con la visión masculina. Y así, por ejemplo, nos encontrábamos siempre con el tema de la sexualidad contado desde la que da placer, nunca desde la que siente placer. Y eso es muy triste. Ahora hay cada vez más mujeres compositoras y eso se nota. Podemos hablar desde nuestra libertad de lo que verdaderamente sentimos.