Acento

Fernanda Tabarés DIRECTORA DE VOZ AUDIOVISUAL

YES

A3MEDIA

18 may 2020 . Actualizado a las 20:02 h.

Uno de los talentos más aplaudidos en un buen actor es su capacidad para clavar el acento del personaje que interpreta. Forma parte de la mitología sectorial el concienzudo trabajo con el que Meryl Streep consigue dotar a sus personajes del tono justo y pasar por polaca, australiana, italiana o británica sin que ninguno de esos ciudadanos reciban su propuesta con ese rechinar de dientes y crujir de huesos que todas hemos sentido al escuchar a alguien impostar un acento próximo.

Nuestra forma de hablar está cargada de contexto y prejuicios, una obviedad que la sociolingüística desentraña para llegar a conclusiones reveladoras. Se han hecho muchos experimentos para describir cómo un oyente califica a un interlocutor en función de su acento, alguno convertido en clásico del cine con Audrey Hepburn siendo domesticada por su pigmalión Rex Harrison, la lluvia en Sevilla es una maravilla.

Los ingleses han convertido sus variedades dialectales en un asunto identitario y en una partitura para ubicar donde corresponde a los ciudadanos en un mundo más rígido de lo que la justicia social exigiría.