¿Cuántos carritos de bebé caben en un autobús?

Dime en qué bus te quieres subir y te diré si puedes, porque la cifra varía en función del tipo de vehículo. Puede ser ninguna, una o dos, depende de si hay escaleras, si es rígido o articulado o si hay otro tipo de silla


Nunca me lo había planteado hasta que me vi en la puerta del autobús y el conductor me dijo: «Lo siento, pero tiene que esperar al siguiente». En ese autobús no entraban más carritos de bebés. Me encontraba a las puertas de un hospital infantil, lo que da idea de la cantidad de sillas de bebés que se pueden acumular en las paradas cercanas de transporte público. No me quedó más remedio que esperar al siguiente. Afortunadamente solo fueron 7 minutos. Tuve suerte porque se trata de una parada común a varios itinerarios de transporte público, y enseguida llegó otro. Y más suerte porque venía vacío, en ese sentido.

Si alguna vez habéis compartido viaje con varios niños de corta edad, os habréis dado cuenta de que no entran muchos carros, y que a veces se juntan en el mismo espacio sillas de bebés con sillas de ruedas, pero ¿existe algún límite al respecto? ¿Quién lo pone? ¿Quién tiene preferencia?

Desde la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade señalan que la capacidad varía en función de las características de cada vehículo, que viene establecida en su ficha técnica, por lo que cada compañía puede establecer su propio límite. Por ejemplo, en Autos Calpita y Asicasa el criterio lo marcan los escalones. En los vehículos a los que hay que acceder por una pequeña escalera, situada delante del conductor, los carritos de bebé tienen que ir doblados, así que en este caso no habría problema, siempre que haya espacio y los adultos se hagan cargo de los niños. Sin embargo, en los autobuses de plataforma baja -que suelen circular por el área metropolitana pero incluyen en su ruta una parada en el Materno Infantil de A Coruña- solo se permite un carrito desplegado, y esto siempre y cuando ese espacio no esté ocupado por una persona en silla de ruedas, ya que en este caso esta última tiene preferencia. Así que si alguien más quisiera subir con un carrito, no tendría más remedio que plegarlo -en caso de que fuera posible, porque hay veces que con bebés recién nacidos esta posibilidad resulta complicada- o esperar al siguiente autobús. Desde la empresa explican que no suele haber problema, ya que es una parada con muchas conexiones.

No podemos hacer un sondeo por todas las empresas de transporte de Galicia, pero parece claro que como mucho coincidiremos con un par de sillas de bebé, como ocurre en algunos de los autobuses urbanos de A Coruña. «Depende del tipo de vehículo, si es rígido puede ir uno, pero si es articulado pueden ir dos. Pero depende de las circunstancias, del tráfico, del riesgo que exista... En cualquier caso es el conductor el que debe tomar la decisión de dejar subir a alguno más, siempre y cuando se favorezca la movilidad de los usuarios y se mantenga también su seguridad», señalan desde la Compañía de Tranvías.

Claro que a veces lo complicado no es conseguir un hueco, sino llegar hasta él. Eso sí que es misión imposible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

¿Cuántos carritos de bebé caben en un autobús?