¿Pero cuántos Caribes gallegos hay?

Cada semana descubrimos uno, por eso hoy hemos recopilado el top de los paraísos playeros de Galicia

Cada semana descubrimos uno, por eso hoy hemos recopilado el top de los paraísos playeros de Galicia. No hace faltar cruzar el charco para disfrutar de los arenales idílicos; no tenemos nada que envidiar, si sale el sol. 

La «Ribeira Maya» de Galicia

La playa de A Corna (A Pobra) empieza en Ribeira, pero la Punta da Corna pertenece a A Pobra do Caramiñal. Además de por su belleza, este pequeño tesoro aporta un punto de exclusividad, porque tiene una especie de barrera formada por un conjunto de piedras altas que le da aún más privacidad. A Corna la conoce mucha gente, pero a la Punta ya llega el que llega. Otro paraíso.

La mejor del mundo

La playa de Rodas en Cíes tiene su pedigrí por haber sido escogida la mejor playa del mundo por The Guardian, pero nosotros eso ya lo sabíamos. Como sabemos que meterse en sus aguas tiene el plus de los valientes. Está fría, pero merece la pena sentir ese contraste en esta postal idílica de las Illas Cíes.

La Punta Cana gallega

Todas las playas de la ría de Aldán ya son un paraíso, pero YES eligió Castiñeiras como la Punta Cana gallega por esas sombras que hacen los árboles que le caen encima, su arena fina y sus aguas tranquilas y claras. Hay que comprobar que la marea no suba mucho y por la tarde, a partir de las cinco, se va el sol. Es playa de mañana y de mediodía.

Ideal para hacer windsurf o vela

Tan recogida que parece una concha, la playa de Chanteiro (Ares) es perfecta para ir con niños, si no son muy pequeños. Tiene un ligero oleaje, que también la convierte en un escenario ideal para quienes quieran disfrutar del windsurf o la vela. Tiene cerca una zona de descanso, con mesas y bancos. Ojo con los escarapotes.

Aguas verdes

La Praia da Barda (Ponteceso) se encuentra a medio camino en la segunda etapa de la Ruta dos Faros, entre Niñóns, en Ponteceso, y el cabo de O Roncudo, en Corme. Un paisaje de aguas verdes y transparentes, pero frías. Un oasis en medio de una costa agreste.

Arena de dunas

Xilloi (O Vicedo) es otro paraje de película, como todas las de esta zona. Hay que ir, eso sí, cuando se fija fuerte el anticiclón para disfrutarlo como el paraíso que es: aguas transparentes y un entorno maravilloso. Tiene una amplia área de dunas, por la que discurre un riachuelo, que sirve de reposo para los bañistas que prefieren cierta intimidad.

La playa es un parque

Pisar la arena después de dar un paseo entre los pinares es otro de los lujos de este paraje gallego en O Carreirón. (A Illa de Arousa). Sus aguas tranquilas son un un reclamo para las familias, pero cualquiera puede perderse en las dunas que hacen de cualquier playa de A Illa otro Caribe.

La más bonita

La playa más grande de Ons y la nudista de la isla es la de Melide. De aguas tranquilas y sin corrientes, está abrigada de los vientos y rodeada de vegetación. Este Caribe está en zona protegida y, por supuesto, merece un día de excursión. Vete cogiendo los billetes para subirte al barco antes de que sea tarde.

El plan definitivo para conocer el tesoro de Aldán

Mila Méndez

RUTAS MARÍTIMAS. De recoger mejillón a transportar pasajeros. Un ex bateeiro de Cangas ha remodelado su embarcación de pesca tradicional para adaptarla al turismo marinero en sus originales rutas por la ría

Los vecinos de Cangas tenían un secreto que, muy a su pesar, es cada vez más compartido. La ría de Aldán es la gran desconocida fuera de la península de O Morrazo y de ciudades vecinas como Vigo y Pontevedra. Aunque sus playas están cada verano más llenas, para muchos gallegos las aguas que los cangueses comparten con Bueu son un territorio todavía por explorar. Si este verano se animan, proponemos una alternativa para sumergirse en sus mares sin colas ni apuros para encontrar un hueco donde dejar el coche. Se llama: O que faltaba.

Seguir leyendo

Votación
22 votos
Comentarios

¿Pero cuántos Caribes gallegos hay?