¿Quién cuida a mi conejo?

SI TU MASCOTA ES DIFERENTE, más te vale buscar un veterinario que trate NACs (Nuevos Animales de Compañía). Kyle posa en la foto tras ser operado de sus dos fémures. Agapornis, tortugas o hámsteres entran en esta categoría


Perros y gatos siguen ganando por goleada en los hogares gallegos, pero es innegable que cada vez más casas cuentan con mascotas que se salen de la pauta. Agapornis, tortugas, cobayas, conejos y hámsteres son solo algunas de las especies que más triunfan. Su expansión es una realidad que ya tiene nombre, o mejor dicho, acrónimo. Los animales de moda son NACs, Nuevos Animales de Compañía. Así se les conoce en el argot veterinario, y precisamente en este punto es en el que conviene reparar. Porque al perro y al gato puedes llevarlos a casi cualquier clínica, pero no a un NAC. A ellos solo puede tratarles un veterinario que sepa lo suyo de animales exóticos. Sí, quizás un conejo como Kyle, el que posa en la foto, no te parezca demasiado exótico, pero así están catalogadas todas esas especies que rompen con el concepto tradicional de mascota.

Kyle tiene once años y fue operado con éxito de los dos fémures en la clínica veterinaria Arca de A Coruña. Posa contento junto a Cristina Landrove, la veterinaria que se ocupa de los animales exóticos en la clínica, durante una revisión. Y lo hace con un fijador externo que lleva una aguja intramedular y que, dada su avanzada edad -la esperanza media de vida para un conejo como él es de entre 7 y 8 años-, posiblemente ya no se le llegue a retirar. Fue el desgaste el que hizo necesaria la intervención: «Se partió los dos fémures por la edad, fue perdiendo masa ósea y en un salto mal dado se le fracturaron», explica Cristina, que apunta que en la consulta prestan servicio de urgencias veterinarias -«nos desplazamos a la clínica si nos llaman para atender al animal»- y un quirófano.

En él pasan por el bisturí todo tipo de especies, y realizan varias cirugías de NACs todos los meses. Una que tienen programada para los próximos días es una intervención de un absceso en la mejilla de una rata común, otra de las mascotas que se están volviendo habituales junto a hámsteres y jerbos. Retenciones de huevo en aves que no son capaces de expulsarlos y acaban en quirófano; extracción de cuerpos extraños en hurones, que se comen todo lo que encuentran a su paso; reparaciones de caparazón en tortugas, o castraciones en conejos son algunas de las operaciones más frecuentes. Pero hay otras cirugías todavía más especiales.

PACIENTES DE TODO TIPO

«Hace poco tuvimos a una tortuga de tierra porque le había mordido otra, y tuvimos que coserle todo el cuello», cuenta la veterinaria, que dice que también intervienen a un nivel más interno: «Operamos insulinomas en hurones, que son tumores de páncreas, y patologías uterinas en conejos hembra a los que hay que castrar. A los hámsteres también les salen a veces tumores de piel, porque son tendentes a tenerlos, y se los extirpamos». En cuanto a los reptiles, aunque las tortugas son más frecuentes -a alguna incluso le tuvieron que amputar el pene cuando otra se lo muerde por riesgo a necrosis e infecciones-, también pasó por quirófano alguna iguana por otra amputación, la de la cola: «Se le necrosaba y hubo que hacerlo, porque es lo primero que se pierde cuando no hay una buena vascularización», indica Cristina. Entre los roedores, lo que más se encuentran son problemas dentales, sobre todo por dietas inadecuadas y por problemas asociados con el manejo. Y es que en esto, lamentándolo mucho, tienen mucha culpa los dueños: «Los roedores tienen dientes y muelas de crecimiento continuo, por eso tienen que desgastarlos. Si no, pueden sufrir infecciones», explica la encargada de los animales exóticos, que añade que hay muchas personas que no entienden que su mascota sufra ninguna patología: «Te dicen: ‘¡Pero si lo tengo como un rey!’. Lo que pasa es que se olvidan de que hay animales que necesitan precisamente lo contrario». Algo así les pasa a algunas aves como los loros o las ninfas, que acuden a veces a la consulta con picaje por estrés. «Es que ellos necesitan estímulos, no tener todo resuelto», indica la veterinaria.

Si en tu casa también hay un animal exótico, has de actuar exactamente igual que lo harías con un perro o un gato. Lo primero debería ser llevarlo a consulta. «Es lo ideal, para descartar que vengan con algún parásito o patología de la tienda», confirma Cristina, que insiste en que lo más importante para evitar males mayores es la medicina preventiva, que incluye analíticas y chequeos generales. Eso sí, si tu mascota es un pez, lo tienes más complicado. «Hay una especialización para tratarlos, pero no es frecuente encontrar a alguien que los atienda», comenta la veterinaria, que dice que algunos de los dueños más fieles a las revisiones son los que tienen conejos: «Vienen desde el minuto uno. Influye que son animales que se vacunan, pero también es un perfil de gente que tiene sensibilidad», explica. Que se lo digan a Kyle, que estrena patas nuevas.

 Las cirugías más frecuentes

1. Aves. Agapornis (en la imagen), ninfas, periquitos, loros y canarios son los más habituales. Las cirugías más comunes son las motivadas por retenciones de huevo y las roturas de alas y patas. A veces presentan picaje por estrés.

2. Hurones. Las intervenciones que más han realizado a hurones son extracciones de cuerpos extraños, «porque se lo comen todo», indica Cristina Landrove, veterinaria de animales exóticos. También se les opera de tumores en el páncreas.

3. Reptiles. Aunque en la clínica Arca han amputado alguna cola de iguana por problemas vasculares, lo que más hacen es reparar caparazones de tortuga: «Casi todos los años nos llega alguna que se cayó de un cuarto piso o que fue atropellada. Son durísimas», dice la veterinaria.

4.Roedores. Las cirugías bucales son frecuentes en roedores por problemas dentales, sobre todo por dietas inadecuadas que no les permiten desgastar los dientes. Las castraciones y problemas uterinos en conejos y los tumores de piel en hámsteres van al quirófano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

¿Quién cuida a mi conejo?