Ya puedes beber oro y plata

ESTA GINEBRA ES UNA JOYA Está de moda. Pero no será pasajera. Las marcas multiplican sus propuestas para asombrar cada día a los clientes más exquisitos.

.

Hay tantas como paladares, y el número sigue creciendo. La ginebra es algo más que una moda pasajera. Con azafrán, enebro, mandarina, rosa, salvia, limón, cardamomo, cilantro, tomillo, romero... Y con oro o plata. Tú eliges. Es la cultura del gin tonic. Clásicas, cítricas, florales, afrutadas o especiadas. Miguel Ángel Fernández y Carlos Abellas dirigen Caffé Arábica en Ourense. Es uno de los diez establecimientos españoles que oferta mayor número de ginebras. En sus estanterías tienen 375 marcas. Atrás quedaron los años en los que Beefeater, Larios o Tanqueray eran las únicas opciones, aunque siguen siendo una elección. Pero ahora se trata de probar y elegir. Ambos aseguran que en el mundo de las ginebras queda mucho por descubrir, que estamos solo en el comienzo. La mujer ha empezado a consumirla y es una clienta exigente. Al margen de los sabores, se buscan experiencias y es habitual, afirman desde Caffé Arábica, que sea el complemento perfecto para después de una comida o cena copiosa. Hay que tener en cuenta, además, su carácter digestivo. Ahora se trata de sorprender y ¿qué mejor manera de hacerlo que incluyendo oro o plata en cada sorbo? Así lo hacen ya algunas marcas de ginebra. Es el caso de Aurum Gin 12.11, de Destilería Liber, envejecida en barricas y elaborada con agua de Sierra Nevada. En ella son perceptibles copos de oro de 24 quilates. También se han unido a esta moda Platinum Gold o Conde Lumar Premium Gold Gin, entre otras. En casi todos los casos son ginebras afrutadas, menos secas y más fáciles de consumir. Pero si lo que te gusta es la plata, también tienes opciones. La ginebra Platinum es la nueva gin Premium que combina todo el sabor de uno de los mejores destilados del mundo con la fuerza de los iones de plata en copos.

Aunque puedan parecer prohibitivos, no lo son. Los precios por copa están entre los 12 y los 17 euros. Y las botellas bailan por debajo de los 50. Aunque, por supuesto, en algunos casos pueden ser mucho más caras. Es una experiencia para todos los bolsillos. Visual, eso sí. Los expertos aseguran que no alteran el sabor de la ginebra que decoran, pero cuando se quiere saborear con los cinco sentidos, la vista es indispensable. Y su consumo es apto para el cuerpo. Todo en su medida, eso sí. La Unión Europea considera al oro, plata, aluminio y titanio como aditivos alimenticios autorizados. Sus beneficios para el cuerpo, ya son otra cosa. Y también resulta fácil descubrirlos en más de un alimento. Si una imagen vale más que mil palabras, la preparación de este tipo de bebidas requiere de rituales. De procesos de preparación afines con el producto. Hay que oxigenarla en la coctelera, servirla con el mejor hielo y darle toques afrutados que ayuden a saborearlo, pero que no resten la esencia de la destilación. Y, lo más importante, consumirla entre amigos.

Votación
3 votos
Comentarios

Ya puedes beber oro y plata