Tu móvil vale mucho más de lo que imaginas

TU EFECTIVO CORRE PELIGRO no porque te lo vayan a robar, sino porque va a llegar un día que no haya donde rascar. El Banco de España dice que cada vez llevamos menos dinero en el bolsillo, y que en cambio le damos mucho uso a la tarjeta y al móvil, porque, ¿realmente sabes todo lo que puedes hacer con tu teléfono?


Cada vez le tenemos menos apego al dinero. Lo dice el Banco de España, que de billetes y monedas algo sabe. Las estadísticas que publicó la semana pasada reflejan que a finales del 2017 los españoles manejábamos 30.000 millones de euros menos que hace diez años. No hay donde rascar en nuestros bolsillos, y en vez de tirar mano del monedero para pagar agarramos la tarjeta o el móvil, que hacen las mismas funciones. El Banco de España lo corrobora. A falta de los datos del año pasado, en el 2016 las operaciones de compra en terminales en punto de venta superaron en 33.000 millones de euros a las de hace siete años. Es decir, que lo que gastamos ahora con tarjeta en un trimestre es prácticamente lo mismo que lo que pudimos gastar en todo el 2002. También influye que cada vez nos ponen más difícil encontrar un cajero en el que no nos cobren comisión, que haya sitios en los que te obliguen a hacer ciertas operaciones con tarjeta o que Hacienda haya limitado los pagos en efectivo a partir de 2.500 euros, aunque no sé tú, pero para mí esto no es un problema.

Pero, para inversión, la que hemos hecho en nuestro último móvil, así que por qué no sacarle partido sí podemos hacer de todo con él para asombro de nuestros padres.

UNA MÁQUINA POLIVALENTE

Cuando aún nos estábamos acostumbrando a comprar a través de las aplicaciones, nos dicen que también podemos retirar dinero en una tienda. Sí, algunos bancos, entre ellos ING Direct, ofrecen a sus clientes la posibilidad de hacerse con efectivo en distintos establecimientos sin ningún tipo de comisión siempre que realicen alguna compra. Basta con entrar, por ejemplo, en un súper y decir en caja: «Me cobras esto y me das 20 euros de cash». Solo tienes que pinchar en «pagar y retirar efectivo» y seleccionar el importe que quieras retirar, de 20 a 150 euros. A la suma total de tu compra le incrementarán 20 euros que te entregarán en efectivo. Aunque también puedes pagar solamente.

Un simple gesto que supone la vida para los que nunca encontramos el momento para hacer pit stop en el cajero. Los mismos para los que las aplicaciones que permiten comprar solo con acercar el móvil al mostrador han sido mejor, que el mejor regalo que Melchor haya puesto alguna vez debajo del árbol. Si pagas con el móvil en Zara, por ejemplo, no acumulas tiques ni corres el riesgo de perderlos. Wallet, que así se llama este novedoso sistema de pago, aparece por defecto en la parte inferior de la App de Zara. Para pagar solo tienes que completar el formulario del método de pago e introducir el número de la tarjeta que vayas a utilizar en tus futuras compras. Una o más. Y listo. Además de archivar las compras que hagas a través de este sistema o bien online, con Wallet puedes asegurarte con un simple vistazo a la pantalla del móvil de los días que te quedan por si quieres hacer una devolución, sin tener que perder tiempo rebuscando ese trozo de papel que no sabes ni donde pusiste. Pero es que esto no es todo. Porque también puedes utilizar tarjetas regalo o escanear los tiques, -si es que aún no te has convencido de pagar sin enseñar la tarjeta-, para no extraviarlos. Y no solo las compras son más sencillas, las devoluciones tampoco tienen mucho aquel. Si llevas el artículo a la tienda en sus condiciones originales y les muestras en tu pantalla el tique, unos días después el importe aparecerá en tu cuenta.

Seguro que también te ha pasado de estar por la calle y deberle pasta a un amigo, en ese caso, dásela ya, sabes tan bien como yo, que pasado el día pasó la romería. La banca española ha puesto en marcha un sistema con el que solo necesitas el número de teléfono del otro para hacer efectiva la transferencia sin necesidad de saber su cuenta o el DNI. Bizum, el nuevo método para pagar entre particulares, permite hacer pequeñas y medianas transferencias, aunque revisa las condiciones, cada entidad pone las suyas. Si tu amigo también la tiene es muy sencillo, y si no, también porque le llegará una invitación, que deberá aceptar si quiere cobrar su deuda.

A los escépticos de estas nuevas tecnologías, os diré que en caso de pérdida nadie va a hacer un cambio de armario a tu costa. En caso de que extravíes o te roben el terminal los pasos a seguir serían los mismos que con una tarjeta de crédito. Anulada la tarjeta, anulado el riesgo de que te desplumen. Más vale que te acostumbres porque a este paso vas a perder el tren.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tu móvil vale mucho más de lo que imaginas