Vigo se desconecta de la Navidad

Abel Caballero citó a los vigueses el 23 de noviembre para encender el alumbrado


vigo / La voz

No ocurre todos los días que se apaguen al mismo tiempo nueve millones de lámparas led, pero tampoco lo es que alumbrasen la Navidad durante dos meses. Ocurrió este año en Vigo para asombro de propios y foráneos, que no fueron pocos los que quisieron comprobar si el reto del alcalde Abel Caballero a ciudad como Nueva York y Tokio era una bravuconada o tenía consistencia material.

Ayer, el mismo alcalde que saludaba al mundo, a finales de noviembre, con el ya histórico «Welcome everybody here!», coreaba la cuenta atrás de desconexión en un acto desarrollado en la Porta do Sol, que estuvo amenizado por el grupo musical Broken Peach. Tras destacar la enorme cantidad de personas que visitaron Vigo estas siete semanas -llegó a cuantificarlas en cientos de miles- y de su efecto positivo en la economía local, Abel Caballero emplazó a los vigueses para dentro de unos meses. «Tras esto, el 23 de noviembre encenderemos las mejores luces de Navidad del planeta», señaló el alcalde, consciente de que hay unas elecciones municipales por el medio.

Y aún le dio tiempo de explayarse en inglés ante las miles de personas que acudieron al acto. Según la Policía Local, 35.000 almas aplaudieron el espectáculo.

Concluía así la Navidad en la ciudad. Atrás queda un notable éxito, aunque también algunas voces críticas contra lo que consideraron un exceso de gasto. El éxito viene marcado por los datos. La comarca de Vigo registró en diciembre una ocupación hotelera media del 68 %, superando en 25 puntos los resultados del año anterior, llegando al 74 % el día de Fin de Año y al 55 % en Navidad. En Vigo, la ocupación media mensual fue del 87 %, consiguiendo en Navidad un 85 % y en Nochevieja un 95 %, según datos de la Diputación. Pero, también se notó esa afluencia diaria en las dificultades que tuvo Renfe para poder asumir el incremento de pasajeros procedentes de otras localidades gallegas.

Otro éxito del programa municipal fue el Nadal Bus, el autobús que realizó recorridos diarios por los elementos más espectaculares del lucerío. Fue utilizado por más de 14.000 personas, lo que ha llevado al alcalde a anunciar cambios el año próximo con el fin de mejorarlo. Se pretenden eliminar las colas y por ello se venderán los billetes a través de Internet.

Y todo por el espectáculo montado por la empresa Ximénez, que cobró 800.000 euros para conformar un gran circuito lumínico. Fueron 307 calles iluminadas, con 1.478 motivos, se decoraron otros 325 árboles con luces led y varias bolas de doce metros de diámetro y la Porta do Sol acogió espectáculos de luz y sonido con tres pases diarios a la sombra de los 32 metros de altura de la imitación de árbol navideño, amenizado con música.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vigo se desconecta de la Navidad