Unas zapatillas, un mapa y la naturaleza

Los raids de orientación y aventura, en los que son especialistas en Cornelios, empiezan a comer terreno al asfalto

.

VIGO / LA VOZ

«Estaba un día na praia e atopeime cun amigo que tiña as pernas cheas de sangue. Pregunteille que lle pasara e díxome que nada, que tivera unha carreira esa fin de semana e se puxera así cos toxos». De esa forma tan peculiar Isabel Diz Cao recuerda entre risas su primer contacto con los raids de aventura y orientación, una disciplina en la que se entremezclan atletismo, naturaleza y capacidad de orientación y análisis, y que está robándole cada vez más adeptos al asfalto.

«É unha disciplina que engancha. Ten de especial que se che gustan a natureza e o deporte en equipo, é moi bonito. Son moitas horas e xérase unha compenetración especial do equipo. Pásanse moi bos momentos. Non se trata só de correr, é correr cun mapa e tes o aliciente de que che poden pasar mil cousas», describe Isabel los raids de orientación.

La deportista pertenece al Corneios, un club de montañismo y orientación fundado hace media docena de años. Ella llegó a los raids por casualidad y sin prejuicio alguno, aunque cuenta entre risas que desde fuera a mucha gente le parece un mundo un poco de locos. «É un mundo que visto dende fóra parece moi complexo e chámannos tolos. É moi intenso, as probas de liga española son competicións que poden chegar ata os 130 quilómetros divididos en dúas etapas. Nesas probas levas a cabo dende bicicleta ata trekking, kaiak e tamén probas especiais, como barranquismo, rappel, escalada, tiro con arco... de todo un pouco». La orientación tiene tres ramas principales, desgrana. «Dúas modalidades individuais, que son correndo e en bicicleta, e os raids de aventura, que combinan as dúas anteriores e o kaiak. Dependendo do raid, poden completarse con disciplinas máis específicas de aventura». A pesar de que la primera impresión puede hacer creer que este tipo de competiciones solo son aptas para gente muy preparada físicamente, Isabel descarta esa idea. «Non é só correr, é correr cun mapa e poden pasarche mil cousas, son moitos factores os que inflúen, non só o físico».

Además, existe otro elemento a tener en cuenta: cada vez la presencia y el protagonismo de la mujer es mayor. «É un deporte no que as mulleres somos minoría pero en realidade é un deporte mixto» en el que en determinadas pruebas, por ejemplo, es obligatorio la presencia femenina, caso de las pruebas del mundial por equipos. Estas citas pueden ser de las más exigentes, incluyendo de 72 a 90 horas de competición sin parar, ya solo aptas para gente preparada La concepción de los raids es además inclusiva y existen modalidades específicas para personas con discapacidades físicas que, a grosso modo, deben localizar puntos en mapas.

Una familia variada

En las filas del cerca de centenar de integrantes de Cornelios se encuentra miembros que van desde los siete años hasta los cerca de sesenta. «Temos de todo, hai xente que vén do atletismo, como Fátima Paz, mundialista en maratón, Iria Fernández Fontenla, Cándido Carrera, de automobilismo, Raúl Mantilla, que comezou no ciclismo... É un deporte que unha vez que probas, engancha», describe Isabel.

Cornelios tiene una doble sede, la de orientación está en el concello de As Neves y la de montañismo en Oia. Eso sí, sus integrantes, aunque esencialmente pertenecen a municipios próximos, no entienden de límites geográficos y se distribuyen por toda Galicia. Cornelios, por las características de su disciplina y la dispersión geográfica de sus miembros, no es un club al uso. No cuentan con un entrenador que dirija las sesiones de preparación, sino que cada miembro se entrena por su cuenta o en grupos, según los compañeros que tenga más próximos, y así se afinan para las pruebas en las que compiten.

A lo largo del año la agenda de Cornelios es un no parar. Participan en la sección de orientación de la liga española, la gallega de raids de aventura y también en dos pruebas mundiales y europeas. Además, compiten en las ligas española y portuguesa de pruebas de orientación urbana y de monte, y en la parte de montaña en circuitos de trails y en la Copa Galega de andainas. Y todavía les queda tiempo para organizar pruebas como el Trail desafío Oia, la andaina Vila das Neves o para poner su granito de arena en causas solidarias, como la fibrosis quística.

Los Cornelios se han convertido en una gran familia de deportistas apasionados por la naturaleza y el trabajo en equipo.

Votación
1 votos
Comentarios

Unas zapatillas, un mapa y la naturaleza