Los contagios de coronavirus entre jóvenes no tienen fin

Ángel Paniagua Pérez
Ángel Paniagua VIGO / LA VOZ

VIGO

Oscar Vázquez

La incidencia del grupo de 18 a 29 años en el área sanitaria de Vigo ya cuadriplica al resto y empieza a tensionar el sistema sanitario, con más ingresos y más urgencias; el pico en las ucis será a principios de agosto

25 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No hay freno en la escalada de casos de coronavirus. La curva crece batiendo un récord tras otro. Hace dos semanas, los contagios ya habían adquirido una dimensión exagerada. Aquellas cifras se han cuadriplicado. Los últimos catorce días han sido frenéticos. En el área sanitaria de Vigo se han infectado más de 3.400 personas y el número de personas que están enfermas ahora es de 3.734, a punto de superar el récord de enero. Pero lo que permanece inalterable es la tónica general de esta quinta ola: los que más se contagian son los jóvenes. El 80 % de los nuevos casos son de personas de menos de 40 años, según los datos oficiales. Y se puede afinar más: el 47 % de quienes han recibido un diagnóstico de covid-19 en estas dos semanas, o sea, prácticamente la mitad, tienen entre 18 y 29 años. Ahí está el problema.

Y ya tensiona el sistema sanitario. Ayer había 37 personas ingresadas en los hospitales de Vigo, la cifra más alta en dos meses. Cuatro de ellas estaban en la uci. Las urgencias baten récords. «Nunca habíamos estado dos semanas por encima de los 400 pacientes todos los días», señala el jefe de servicio de urgencias del Álvaro Cunqueiro, Ángel Pichel. El 70 % de los enfermos con patología respiratoria son jóvenes. Muchos de ellos son contactos de un positivo, que deberían estar en cuarentena. Como tienen que llamarlos para hacerles una PCR, pero no quieren esperar, entonces se presentan en urgencias para reclamarlo. No se lo hacen. «El test diagnóstico solo se hace a pacientes con síntomas graves», avisa Pichel.

El médico recuerda que la cuarentena es fundamental para cortar la cadena de transmisión. Una persona que ha estado con un positivo puede estar infectada sin saberlo. Suelen pasar entre cinco y seis días entre el momento de la infección y el inicio de los síntomas. Una PCR negativa en el primer día de aislamiento no tiene demasiado valor, porque la infección puede estar incubando.