¿Quieres vivir en una isla privada? Toralla busca nuevos residentes

Laura Míguez Rúa
L. Míguez VIGO

VIGO

En la actualidad hay por lo menos una docena de inmuebles a la venta, todos con vistas inmejorables y unos precios no aptos para todos los públicos. No sin razón se encuentran en el área con el precio por metro cuadrado más alto de Vigo

14 feb 2021 . Actualizado a las 02:03 h.

Una isla privada con playas, zonas verdes, vistas sobre las Cíes y seguridad 24 horas. El sueño de muchos y la realidad para unos pocos. Aquellos que habitan en la isla de Toralla. Aunque en realidad, pocos son los vecinos que viven allí todo el año, puesto que casas y apartamentos suelen ser más una inversión como segunda vivienda. En la actualidad, hay al menos una docena de propiedades a la venta. 

«En los últimos dos años hemos notado mucho movimiento. Ha habido un relevo generacional, muchos propietarios ya mayores que buscan ahora venderlos porque ya no vienen. En los últimos tiempos se han vendido unos diez o así. Nosotros el último fue el año pasado y era una vivienda que se compró por 1,4 millones de euros, que requería rehabilitación». Fran Abad, director de AF Properties, asegura que hay muchos pisos del único bloque construido que buscan nuevo residente y que hay interés también en Vigo, no solo en el mercado internacional o en Madrid. «Ese interés por buscar una vivienda con vistas, en un entorno único, se ha notado tras la pandemia. Las casas ya son para un público muy específico y no es habitual que sus compradores sean de aquí», recuerda desde su agencia inmobiliaria, donde tiene un apartamento y dos chales a la venta. 

El apartamento es un dúplex de cuatro dormitorios, 125 metros cuadrados, una terraza de 10 metros e impresionantes vistas. Se puede adquirir por 310.000 euros. «El precio del metro cuadrado tanto en Toralla como en la zona de Oia, Corujo y Saiáns es el más caro de todo Vigo», explican desde AF Properties. Las ventajas en el primer caso están claras: una isla privada, seguridad 24 horas, zonas verdes, acceso a la playa en segundos y un entorno y vistas privilegiados. Por eso los pisos rondan los 2.400 euros el metro sin reformar o ascienden hasta los 3.000 si lo han renovado.