«¿Por qué la gente tiene miedo de nuestra comida si la materia prima es de aquí?»

Los restaurantes chinos de Vigo lamentan la pérdida de clientes y la achacan a la desconfianza


vigo / la voz

Los restaurantes de comida asiática se han convertido en víctimas colaterales del made in China. Los responsables de estos establecimientos en la ciudad agradecen subsistir ahora mismo a base de su clientela habitual, a la que atienden mediante servicios a domicilio, pero han perdido la demanda de los no usuales, que representaban una parte nada desdeñable de sus ingresos. Y ellos lo relacionan directamente con la falta de confianza generalizada hacia sus productos desdee que estalló la crisis del coronavirus.

Xiao Qi Zhang lleva más de cinco años en Vigo con su familia. Es el encargado del restaurante Manzana Roja, ubicado en la avenida de la Florida. Lamenta haber visto reducida su demanda a la mitad. «Antes entregaba unos 50 pedidos de reparto a domicilio cada día, además de los clientes que atendía en el restaurante», se lamenta. Ahora esa cifra se ha visto reducida hasta 30 pedidos los fines de semana, que es cuando atiende más gente. «¿Por qué la gente tiene miedo de nuestra comida si la materia prima es de aquí?» se pregunta Xiao, para explicar el origen de sus productos. «Otros condimentos que no encuentro en Galicia los compro en Madrid», añade. Además, insiste en que sus repartidores cumplen las medidas de protección necesarias para el reparto a domicilio, aludiendo directamente a mascarillas, guantes y a todos los botes de solución hidroalcohólica que ha repartido por el local.

Al igual que Xiao, desde el restaurante Gran Muralla destacan la preparación de la comida china como otro de los factores que previenen las bacterias y los virus en sus menús. «La nuestra es comida caliente, no como el sushi», dice Xiu, el dueño de este otro restaurante. No le hace falta añadir apellidos. «Todos mis amigos me conocen así», aclara riéndose el cocinero chino más popular de la zona de Camelias. Por amigos se refiere a los clientes habituales, los mismos que han supuesto un porcentaje muy importante de su demanda durante estas últimas semanas.

«Los platos que triunfaron durante el confinamiento fueron los de siempre, el pollo con almendras y el rollito de primavera», destaca Xiu, al mismo tiempo que anima a nuevos clientes a probarlos. Dage Otjn se refiere también al pollo como el plato estrella, pero cocinado en un salteado «con un poco de picante». Otjn es el responsable del local Gran Vía 122 y apenas llevaba un año con el negocio cuando le sorprendió la alarma sanitaria por el coronavirus. Antes de llegar a esta ciudad tenía un restaurante en Portugal y detecta que el hábito de la comida china todavía no está muy implantado en la mayor ciudad de Galicia. A ello le suma la crisis del covid-19 para admitir, desde el otro lado del mostrador, que «está siendo difícil». En su restaurante han instaurado el servicio de recogida en el local para fomentar los ingresos, «pero no es suficiente», dice.

Jonathan Rivas es el responsable del restaurante Hermanos, en la avenida de Gregorio Espino. Los dueños del local son chinos y Rivas subraya, ante posibles prejuicios, la «política estricta que están siguiendo con los pedidos y la elaboración de los menús para que la gente pueda comer tranquilamente».

En este restaurante también están notando menos clientela de lo habitual, pero mantienen demanda de lunes a viernes «y se acentúa los fines de semana». «Como en todos los negocios, hay falta de confianza, sobre todo con la presencia de los repartidores», explica. Igualmente, ante una reducción del número de pedidos, el responsable cuenta que han dismunuido la compra de productos perecederos para que «no se acumulen y no se generen pérdidas».

A Rivas le sorprende que la gente achaque este problema con la sociedad china y destaca «la preocupación de los dueños del local por las medidas de protección, higiene y elaboración de los menús».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«¿Por qué la gente tiene miedo de nuestra comida si la materia prima es de aquí?»