Fogar de Breogán

El Libro de las Invasiones forjó la leyenda de la conquista de Irlanda por los galaicos y reúne fuentes mitológicas y bíblicas


El himno gallego canta a Galicia como Fogar de Breogán. Así lo escribió el poeta Eduardo Pondal en su obra Os Pinos, que fue luego musicada por Pascual Veiga y estrenada en el Gran Teatro de La Habana en 1907. Tanta importancia tenía el viejo caudillo galaico en la letra de aquel himno que Pondal tituló primero su composición como Breogán, pero le cambió el título tras tener que hacer unos cambios en la acentuación para que se adaptase mejor a los arreglos musicales de Veiga.

 Aquel Breogán mítico había sido incorporado a la identidad de Galicia por el historiador Manuel Murguía. Pero su mejor referencia estaba en Irlanda, escrita en el conocido como Libro de Leinster, custodiado en el Trinity College de Dublín y que, desde el pasado 30 de octubre, está en Santiago de Compostela. Este manuscrito es uno de los muchos tesoros que muestra la exposición Galicia, un relato del mundo’ en el Museo Gaiás, en Compostela.

El Libro de Leinster (Lebor Laignech) es un manuscrito medieval irlandés datado alrededor del año 1160. El manuscrito fue producido por Áed Ua Crimthainn, quien fue abad del monasterio de Tír-Da-Glas en Shannon, hoy en el condado de Tipperary. Según los últimos estudios, la obra, de la que se conservan 187 páginas, fue una labor de décadas, en la que participaron los discípulos de Áed, añadiendo nuevos contenidos hasta el año 1224.

La obra es capital para la genealogía y la mitología irlandesas, ya que contiene los textos fundacionales de su identidad, como el Lebor Gabále Erenn (‘Libro de las Invasiones’) y el Táin Bó Cuailnge (‘El robo del toro de Cuailnge’).

Pero lo más destacado para Galicia es el Lebor Gabále Érenn, literalmente el ‘Libro de la toma de Irlanda’, conocido como el Libro de las Invasiones. Aquí encontramos por primera vez una mención a Breogán, líder mítico cuyo hijo Ith avistó Irlanda desde el Faro de Brigantium.

El Libro de las Invasiones reúne fuentes mitológicas, bíblicas y de autores cristianos para dar cuenta de las invasiones de Irlanda por diferentes pueblos, los últimos de los cuáles serían los milesios, procedentes de la ciudad gallega de Brigantia. Entre las fuentes más importantes del Libro de las Invasiones está el historiador Paulo Orosio, oriundo de Braga, que en el siglo V describe el vínculo entre Irlanda y Brigantia.

Breogán y la supuesta conquista de Irlanda por los galaicos aparece en dos de los libros del Lebor Gabále Érenn, que comienza de una manera mítica, haciendo un paralelismo entre la historia de los gaélicos y la de los judíos. De alguna manera, con esto pretendía darse una legitimidad cristiana a las viejas leyendas del país y considerar a los irlandeses también un ‘pueblo elegido por Dios’. Así, los ‘Gaels‘ son definidos como descendientes de Noé, fueron esclavos de los egipcios y pasaron 400 años vagando por el desierto en busca de su ‘tierra prometida‘. Resulta evidente que hablamos de una versión del Éxodo del Antiguo Testamento aplicada a los gaélicos.

En el segundo libro, que narra la ‘Historia temprana de los Gaels’, aparece al final Breogán, que es descendente de los primeros Gaels. Tras vagar por el Mediterráneo junto a su pueblo, conquista Iberia y funda una ciudad llamada Brigantia, donde construye una alta torre. Desde ella, su hijo Íth consigue vislumbrar Irlanda. Una vez más, estamos ante la ‘tierra prometida’.

En los siguientes capítulos de la obra, los autores olvidan a Breogán y pasan a contar la historia de Irlanda en sucesivas invasiones con sus reyes y dinastías. Pero el caudillo de Brigantia regresa triunfal en el octavo libro, titulado ‘ Milesians’.

Aquí retoman la historia de los Gaels, cuando Íth, el hijo de Breogán, decide navegar hasta aquella isla verde que vislumbró desde la torre de Brigantia. El caudillo es recibido por tres reyes, pero es asesinado por atacantes desconocidos y sus hombres deben regresar a Brigantia.

Aquí llega la conquista definitiva. Los Gaels deciden zarpar con una poderosa flota para vengar la muerte de Íth. Son conocidos como los Milesians. Los Gaels procedentes de Brigantia conquistan Irlanda tras sucesivas batallas. E incluso aparecen momentos mágicos, entre ellos cuando firman una tregua y pasan tres días a bordo de sus naves a una distancia de nueve olas de la costa. Sus enemigos convocan un gran viento que les impedirá navegar de regreso a tierra. Pero uno de los Gaels, Amergin, calma el viento recitando un verso. Finalmente, los Gaels regresan y toman el control definitivo de Irlanda. Ahora, la leyenda de Breogán y de los Gaels que une Galicia con Irlanda regresa a la tierra de Brigantia. Ocho siglos más tarde, el ‘Libro de las Invasiones’ vuelve a Galicia y ya puede verse en Compostela.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Fogar de Breogán