El espíritu de Freddie Mercury resucita en un lavacoches de Vigo

Begoña Rodríguez Sotelino
begoña r. sotelino VIGO / LA VOZ

VIGO

M. Moralejo

La responsable del servicio de limpieza de vehículos del párking Colmeiro lo ha convertido en un pequeño santuario dedicado a su ídolo

13 sep 2019 . Actualizado a las 12:14 h.

Una de las fantasías masculinas más recurrentes es la de la lujuriosa chica lavacoches que saca brillo a las carrocerías poco menos que con la lengua. En este caso la fantasía es femenina y como era de esperar, no se parece en nada al argumento de Macizas dando lustre al chasis. La que ha hecho realidad su sueño (húmedo, sí, pero de agua con jabón y abrillantador) se llama Paula Afonso Ferreira. Ella, junto a su hermana Patricia, gestiona desde hace dos años Mercury Car, la empresa de lavado de automóviles del Párking Pintor Colmeiro, donde entre el ruido de motor se mezclan a menudo los acordes de I want to break free, Another one bites the dust o Under pressure.

Paula es fan acérrima de Freddie Mercury así que no es difícil imaginar que la trabajadora ha transformado en un templo dedicado al líder de Queen la esquina del aparcamiento donde se mata por dejar los coches como los chorros del oro por fuera y por dentro.

La joven ourensana que lleva más de una década en Vigo tiene ahora 29 años «y dos hijos de 3 y 4 años que también se saben sus canciones», descubrió a Freddie Mercury cuando tenía 14. En un viaje con la familia, su cuñado puso un cedé de Queen y desde entonces la afición se ha convertido en pasión. Reconoce que cuando le dio por ahí, ni siquiera sabía que su ídolo ya había muerto. «Le decía a mi madre: ¡Quiero ir a verle en directo! Y ella me dijo: ‘Pues va a ser difícil, hija!», y con razón, ya que ella nació en 1990 y la estrella falleció en 1991.