PSA convierte la planta de Vigo en el buque insignia de su alianza para comprar Opel

Alemania, Francia y España vigilan el impacto de la operación

.

Vigo

«La alianza del grupo PSA con General Motors [matriz de Opel] ya se está traduciendo en Vigo. Aquí vamos a fabricar el Opel Combo». Así de claro habló este miércoles Gilles Le Borgne, el director de calidad e ingeniería de la multinacional y miembro de su comité ejecutivo, tras la visita a las instalaciones de la factoría gallega. Su mensaje buscaba contrarrestar la inquietud generada en el seno de la automoción europea, después de que el pasado martes el constructor reconociera que mantiene negociaciones con General Motors para comprarle su filial europea Opel.

«Hay debate para avanzar en la colaboración que mantenemos, con la alternativa de una adquisición. Es pronto para hablar de consecuencias, pero ustedes ya las tienen aquí», declaró Le Borgne, en relación con el próximo lanzamiento de vehículos comerciales que se materializará en tres nuevas furgonetas de las marcas Peugeot, Citroën y Opel.

Opel cuenta actualmente con cerca de 38.200 trabajadores en Europa, más de la mitad de ellos en tres plantas en Alemania. Por eso el anuncio de las negociaciones hizo saltar al Gobierno de Angela Merkel. «Tres ministros del Ejecutivo están manteniendo conversaciones con el Gobierno de Francia», informó ayer un portavoz oficial alemán, que avanzó que la canciller «va a acompañar todos los pasos del proceso, del que aún no ha sido oficialmente informada por parte de PSA» .

El Ejecutivo francés manifestó ayer su apoyo a PSA en su determinación de reforzar el tamaño crítico del grupo, pero añadió que permanecerá alerta sobre el impacto que una posible adquisición de Opel tendrá en el empleo y la base industrial en Francia. «Se discutirá con PSA en próximas fechas y será objeto de atención especial del Estado», dijo el Gobierno galo.

En España, en donde la compra afectaría a las plantas de PSA en Vigo y Madrid y a la de Opel en Zaragoza, también preocupa la operación. La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, afirmó que el Ministerio de Economía seguirá «muy de cerca» la posible compra, ya que se trata de un «gran coloso de fabricación» que afecta a las factorías establecidas en España. «Se trata de operaciones entre empresas, para lo que ya se han fijado los interlocutores», añadió.

Coche autónomo, en el 2020

A la espera de próximos acontecimientos, lo que ayer quedó de manifiesto es que Vigo sigue pesando en el actual esquema industrial de PSA, y también en sus proyectos estrella del futuro, entre los que Le Borgne destacó ayer la aportación del Centro Tecnológico de la Automoción de Galicia (CTAG) al desarrollo del vehículo autónomo.

El ejecutivo de PSA avanzó que los primeros coches dotados con esta tecnología saldrán al mercado en el 2020. En un nivel de autonomía más avanzada, su comercialización llegará en el 2025.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

PSA convierte la planta de Vigo en el buque insignia de su alianza para comprar Opel